Ara mateix


Cridem qui som i que tothom ho escolti.
I en acabat, que cadascú es vesteixi
com bonament li plagui, i via fora!,
que tot està per fer i tot és possible.


Miquel Martí i Pol

miércoles, 25 de octubre de 2017

La patria y BAKUNIN




Todo aquél que desee sinceramente la paz y la justicia internacional debería renunciar de una vez y para siempre a lo que se llama la gloria, el poder y la grandeza de la patria, a todos los intereses egoístas y vanos del patriotismo. 
Mijaíl BakuninLa Libertad,  (fragmento)

martes, 24 de octubre de 2017

No mas patrias no mas banderas - Blas de Otero



No más patrias, por favor,
no más banderas.
No más sangre alimentando
mercaderes.
No más historias falseadas
por el rencor de los mediocres.
No más futuros inventados
por los fabricantes de caínes.
No más batallas asesinas
para engordar a los traficantes
del estúpido odio entre los pueblos…
A partir de lo que hay,
un mundo abierto, sin fronteras,
un solo territorio, nuestra tierra,
un hogar para todos los humanos
(un hogar sin iconos mentirosos,
sin altares a los dioses de la guerra).
No más muerte abortando nueva vida,
no más armas, no más frentes, no más fosos:
sólo puentes entre todas las orillas.

Blas de Otero

Enlaces

EN EL PRINCIPIO 





lunes, 23 de octubre de 2017

'Aguademayo' MCMolinaA



Se conocieron un veinte de septiembre en uno de los foros de opinión que circulaban por las redes, digo conocerse, por no decir que sólo descubrieron sus letras.
No habría más compromiso, escasos datos de cada uno, correo electrónico y poco más; así sin nombres, sin ubicaciones. Lo querían así, o eso creían; la única pista: los 'e-mails': 'aguademayo' para ella; nombre (Miguel) y dos apellidos para él.
Ella era reservada, austera. Decía lo mínimo y presumía de solitaria y rara. Era intelectual, algo introvertida aunque tratable.
Él, era extrovertido, comunicativo, le gustaba hablarle de su día a día, con pelos y señales. En el fondo quería que dependiera de sus emociones, de su vida, de sus escritos.
Transcurrían los días entre mensajes encontrados, discusiones pacíficas y acuerdos pactados.
Pero un tres de agosto dejaron de llegarle mensajes a la bandeja de entrada. No le extrañó, pues las vacaciones o el verano alimentaban la ausencia; dos meses más tarde seguía sin noticias de ella, y corrió algún mes más. Echaba en falta sus pocas palabras, sus muchos emoticonos y sus mezcladas letras. Desconocía qué le atraía de ella, ¡eran tan diferentes!
De pronto, una tarde de invierno, apareció 'aguademayo@hotmail.com' con sonido, luces de colores y algún estertor de móvil que le hizo dar un salto en el sillón por fuertes latidos del corazón. ¡Oh, de nuevo ante sus ojos esos enmarañados mensajes! Pero ya no eran diarios, y eran fríos y distantes. Muchos meses estuvieron con esa menguada comunicación. Seguía preguntándose cada día qué les unía ya. Aunque descubriera de ella alguna coordenada que la establecía cercana a Burgos, que había sido funcionaria, y que a solas lloraba.
Bastante tiempo después del exiguo regreso de Aguademayo, escuchó en las noticias el extraño caso de Purificación, de Burgos, que había trabajado en el Consistorio; una mujer que llevaba muerta unos años, que seguía pagando alquiler y facturas de agua y luz.
Quedó perplejo y lleno de preguntas. A partir de ese día, Miguel, dejó de recibir mensajes en su correo electrónico.

domingo, 22 de octubre de 2017

Destino de Leonard Cohen



Quiero que tu cálido cuerpo desaparezca
educadamente y me deje solo en la bañera
porque quiero considerar mi destino.
¡Destino! ¿por qué me encuentras en esta bañera
ocioso, solo, sin lavar, sin siquiera
la intención de lavarme excepto en el último momento?
¿Por qué no me encuentras en lo alto de un poste de teléfonos,
reparando las líneas que van de ciudad a ciudad?
¿Por qué no me encuentras cabalgando a través de Cuba,
un hombre gigantesco con un machete rojo?
¿Por qué no me encuentras explicando máquinas
a pupilos poco privilegiados, españoles negroides,
contentos de que no sea un cursillo sobre escritura creativa?
Vuelve aquí pequeño y cálido cuerpo,
es la hora de otro día.
El destino ha huido y yo te elijo a ti
que me encontraste mirándote fijamente en un almacén
una tarde hace cuatro años
y has dormido conmigo desde entonces.
¿Qué te parecen mis ojos de pescador después de todo este tiempo?
¿Soy lo que esperabas?
¿Acaso estamos demasiado tiempo juntos?
¿Acaso se avergonzó el destino ante la doble toalla turca,
nuestro conocimiento de nuestras pieles,
nuestro amor que es proverbial en todo el bloque,
nuestro acuerdo de que en cuestiones espirituales
yo debo ser el Hombre del Destino

y tú la Mujer de la Casa?
 Leonard Cohen

sábado, 21 de octubre de 2017

fotos íntimas de parejas que muestran el lado más sexy del amor - Kelsey Borresen


Las sesiones de fotos boudoir se pusieron de moda hace un tiempo y están dando mucho de sí. El término, que proviene del francés y literalmente significa 'tocador', se utiliza ahora para dar nombre a sesiones de fotografía sensuales y elegantes, que suelen tener a la mujer como protagonista. Y si estas ya son de por sí potentes, con las sesiones boudoir en pareja saltan chispas.

AMY CLOUD PHOTOGRAPHY
Las sesiones de fotos 'boudoir' se ajustan a una clasificación que va desde 'no recomendadas para menores de 13' hasta 'clasificadas X'. La pareja decide con qué se siente más cómoda.
En estas sesiones "lo más importante es la conexión que comparte la pareja en el presente", afirma el fotógrafo Mike Allebach en un blog para la web Offbeat Bride. "Cogemos el amor, los sentimientos, las emociones de la pareja y hacemos que cobren vida ante la cámara", explica.
A continuación se incluye una recopilación de  fotos boudoir de parejas reales que captan la belleza de la pasión y el lado más sensual del amor.

viernes, 20 de octubre de 2017

Por la carretera, vemos la ciudad - Hélène Dorion



Por la carretera, vemos la ciudad

que escapa de amplias rayas

a través del cielo

se desata en la luz.


Siempre un mismo silencio echado

al fondo de las miradas, una misma oscuridad

atraviesa nuestros rostros.


La vida va y viene, en su cáscara

de cristal y cemento, la vida

se agacha en las horas cerradas

que hemos dejado en las equinas de las calles,

en los bares, en los andenes de las estaciones.


De repente la sombra rota de nuestros cuerpos

vuelve a aparecer ante nosotros.

Hélène Dorion