Ara mateix


Cridem qui som i que tothom ho escolti.
I en acabat, que cadascú es vesteixi
com bonament li plagui, i via fora!,
que tot està per fer i tot és possible.


Miquel Martí i Pol

lunes, 16 de abril de 2018

Stephen Hawking


"Obviamente, debido a mi discapacidad, necesito ayuda. Pero yo siempre he tratado de superar las limitaciones de mi condición y llevar una vida lo más completa posible. He viajado por todo el mundo, desde la Antártida a la gravedad cero".
  Stephen Hawking

viernes, 13 de abril de 2018

Milonga - Oliverio Girondo


Sobre las mesas,

botellas decapitadas de «champagne» con corbatas blancas de payaso,

baldes de níquel que trasuntan enflaquecidos brazos y espaldas de «cocottes»

El bandoneón canta con esperezos de gusano baboso,

contradice el pelo rojo de la alfombra,

imana los pezones, los pubis y la punta de los zapatos.

Machos que se quiebran en corte ritual, la cabeza hundida entre los hombros,

la jeta hinchada de palabras soeces.

Hembras con las ancas nerviosas,

un poquito de espuma en las axilas y los ojos demasiado aceitados.

De pronto se oye un fracaso de cristales.

Las mesas dan un corcovo y pegan cuatro patadas en el aire.

Un enorme espejo se derrumba con las columnas y la gente que tenía dentro;

mientras en un oleaje de brazos y de espaldas estallan las trompadas,

como una rueda de cohetes de bengala.

Junto con el vigilante, entra la aurora vestida de violeta.
Oliverio Girondo
Veinte poemas para ser leídos en el tranvía




Enlaces
¡Azotadme! 
No se me importa un pito que las mujeres... 
POEMA 12

martes, 10 de abril de 2018

Xesco Boix, la pedagogía en las canciones.




Xesco Boix cantante y animador infantil de  físico inconfundible con barba, gorra y guitarra fue un gran comunicador, Influenciado por los cantantes norteamericanos de los años 60 .

 Su carrera artística había comenzado a dentro del ámbito de la canción de protesta, particularmente de lo que entonces comenzaba a conocerse como música folk. Tal vez la mayor contribución de Xesco Boix a la difusión de la canción popular de cariz contestatario fue el período que pasó en Estados Unidos, para estudiar el curso preunivesitario,  a principios de los años sesenta. Allí entabló amistad con Pete Seeger, con quien tocó en algunas ocasiones y que más influyo en su música, también tomó contacto con otras figuras del género, como Bob Dylan, Donovan, Emylou Harris o Joni Mitchell. A su regreso a España, tradujo e hizo la versión musical de algunas composiciones de Seeger y Dylan.
Fundó Grup de Folk en el año 1966 empezando por adaptar canciones típicas estadounidenses y posteriormente, creando de propias y en 1971 formó el grupoAra va de bo para centrarse en las canciones infantiles, recuperando temas populares catalanes y creando otros de nuevos que entrarían a formar parte de la cultura catalana. Tres años más tarde empezó a cantar en solitario aunque permanecía vinculado a otros grupos como El Sac y Els Cinc Dits d'una Mà.


Xesco Boix se había hecho popular -especialmente en Cataluña- por sus espectáculos de animación para niños en las escuelas y festejos locales, y por su intervención en distintos programas radiofónicos y televisivos para el público infantil.
La temática siempre estaba relacionada con la paz y la libertad, desafiante en una época de represión. Uno de los aspectos en los que más hincapié hace en sus canciones es que el conocimiento nos hace libres.

En el texto de presentación de algunos de sus discos indica que desea que esas canciones se difundan de boca a oreja y que le gustaría que cada formador y cada alumno realizara su propia versión de cada canción en pro del aprendizaje y utilidad de las mismas para aprender.

Xesco Boix falleció el 21 de julio de 1984 a los 36 años al ser atropellado por el tren en la población de Malgrat de Mar, donde se encontraba recuperándose de una serie de depresiones psíquicas.

Los homenajes llegaron pronto. Empezaron a aparecer artículos de opinión de articulistas y personalidades del mundo de la cultura que quisieron despedir y homenajear al hombre que, con sus canciones y su manera de entender la pedagogía, había significado tanto para los más pequeños.  El 8 de diciembre de ese mismo año, el Parc de la Ciutadella de Barcelona acogió un gran acto cívico al más puro estilo Xesco Boix: 50 grupos de animación actuaron ininterrumpidamente durante horas y más de 100.000 personas - niños y mayores- jugaron y bailaron durante todo el día para recordar al cantante,a sus "sopes de pedres" y a sus "gripaus blaus, babaus".
Su discografía, compuesta por 35 discos y casetes ha sido muy valorada por los educadores y animadores en Cataluña. Además de la música, Xesco Boix publicó diez libros.


Discografía
Espirituals Negres (con Jaume Arnella)
Bella Ciao
Festival folk (Grup de Folk)
Folk 5 (Grup de Folk)
Canciones Folk
Ara va de bo
Uni, dori. Ara va de bo I
Cavallet de Cartró. Ara va de bo II
1973, Pere Poma. Ara va de bo III
1974, El Gripau Blau. Ara va de bo IV
Bon vent i barca nova
Bon vent i que duri
Cançons Folk (con Jordi Pujol)
Sopa de Pedres
La Flor Romanial
La Rueda 2
Salta Miralta
5 Formigues fan + que 4 elefants
1980, Rondalla ve, mentida explica
El Flautista d’Hamelin
Bon vent ve
Bon vent se’n va
Potser sí, potser no
La volta al món en 12 cançons
La vuelta al mundo en 12 canciones
Els contes de l’avi
Cuentos del abuelo
1983, 1, 2, 3, salta pagès
Caga Tió
Cantant, cantant les penes se’n van
Tanca la tele, tanoca!
Cierra la tele, zoquete!
Som de pas Els Cinc Dits d'una Mà
La bicicleta

Fuentes:
http://www.catorze.cat/noticia/336/xesco/hem/fet/grans/sense/tu
https://es.wikipedia.org/wiki/Xesco_Boix
https://elpais.com/diario/1984/07/23/cultura/459381603_850215.html
www.bnc.cat/content/download/98701/1514137/albumBoix.pdf
https://youtu.be/xRirBDShZL4
https://youtu.be/5onm9e6K0OU
https://youtu.be/O0_93PKXgGU
https://youtu.be/Fk3A61crna4

lunes, 9 de abril de 2018

Aunque no haya ventanas - Teresa Mateo


Qué bien me quedan las camisas
cuando tú me las quitas
arrancándome las dudas,
esparciendo los porqués por el suelo
de habitaciones baratas
en hoteles de ciudades
que aún no nos conocen,
en calles de deseo que te concedo
a pesar de la ausencia de estrellas.

La distancia nos roza la piel
nos mordemos de ganas,
tu tiempo se me echa encima
cuando tus cables se cruzan
con mis piernas
y dime tú cómo no voy a perderme
teniendo el norte en tu mirada,

y qué más da que no haya ventanas
si contigo siempre son vistas al mar.
Teresa Mateo








viernes, 6 de abril de 2018

No gracias, Cyrano de Bergerac (Edmond Rostand)



¿Y qué tengo que hacer?
¿Buscarme un valedor poderoso, un buen amo, y al igual que la hiedra, que se enrosca en un ramo buscando en casa ajena protección y refuerzo, trepar con artimañas, en vez de con esfuerzo?
No, gracias.
¿Ser esclavo, como tantos lo son, de algún hombre importante? ¿Servirle de bufón con la vil pretensión de que algún verso mío dibuje una sonrisa en su rostro sombrío?
No, gracias.
¿O tragarme cada mañana un sapo, llevar el pecho hundido, la ropa hecha un harapo de tanto arrodillarme con aire servicial?
¿Sobrevivir a expensas de mi espina dorsal?
No, gracias.
¿Ser como ésos que veis a Dios rogando –oh, hipócritas malditos– y el mazo dando? ¿Y que, con la esperanza de alguna sinecura, atufan con incienso a quien se les procura?
No gracias.
¿Arrastrarme de salón en salón hasta verme perdido en mi propia ambición? ¿O navegar con remos hechos de madrigales y, por viento, el suspiro de doncellas banales?
No gracias.
¿Publicar poniendo yo el dinero de mi propio bolsillo?
Muchas gracias, no quiero.
¿Hacerme nombrar papa en esas chirigotas que en los cafés celebran, reunidos, los idiotas?
No gracias.
¿Desvivirme para forjarme un nombre que tenga el endiosado lo que no tiene de hombre?
No, gracias.
¿Afiliarme a un club de marionetas? ¿Querer a toda costa salir en las gacetas? ¿Y decirme a mí mismo: no hay nada que me importe con tal de que mi ingenio se cotice en la Corte?
No, gracias.
¿Ser miedoso? ¿Calculador? ¿Cobarde? ¿Tener con mil visitas ocupada la tarde? ¿Utilizar mi pluma para escribir falacias?
No gracias, compañero. La respuesta es: no gracias.
Cantar, soñar, en cambio. Estar solo, ser libre.


Que mis ojos destellen y mi garganta vibre.
Ponerme, si me place, el sombrero al revés,
batirme por capricho o hacer un entremés.
Trabajar sin afán de gloria o de fortuna.
Imaginar que marcho a conquistar la Luna.


No escribir nunca nada que no rime conmigo y decirme, modesto:
ah, mi pequeño amigo, que te basten las hojas, las flores y las frutas,
siempre que en tu jardín sea donde las recojas.
Y si por suerte un día logras la gloria así,
no habrás de darle al César lo que él no te dio a ti.
Que a tu mérito dabas tu ventura, no a medra,
y en resumen, que haciendo lo que no hace la hiedra,
aun cuando te faltare la robustez del roble,
lo que pierdas de grande, no te falte de noble.


(Edmond Rostand) 



jueves, 5 de abril de 2018

'Mi nombre en tus labios' MCMolinaA



Mi nombre en tus labios
tocando mis más ocultas fibras.
Oigo mi nombre en tu boca 
ya tuyo, con voz masculina
grave más grave.
Excitante tinnitus.
Tímpano vibrando.
Caudal de células ciliadas
viajando a rincones lejanos
-eléctrico, por sensual sonido-,
directo a mi más estimulado
hemisferio.
Como tú.

lunes, 2 de abril de 2018

A la sombra del éxito. El mozo de espadas.


El mozo de espadas tiene un importantísimo papel dentro de la fiesta brava., Sus funciones no se limitan a servirle los estoques dentro de la plaza al torero si no que sus funciones comienzan mucho antes, para el matador es como un secretario particular, y muchos de ellos sirven como consejeros, ya que en los momentos difíciles del espada, ellos, por su larga experiencia de andar en la fiesta, conocen mucho de la lidia de los toros, y le dan uno que otro aviso al matador. 

El mozo de espadas se encarga  de todo, reserva los hoteles en los que se van a hospedar los toreros, cobran reparten el dinero de las corridas entre toda la cuadrilla, limpian los capotes, las muletas etc. En definitiva son la mano derecha del torero y su administrador personal.

Se encarga de tener los avíos de torear limpios y listos, y los estoques bien afilados listos para cada corrida, y después de ésta, él es quien se encarga de coser las desgarraduras que hayan hecho los pitones de las fieras e los capotes, en las muletas o en los ternos Si el destrozo es pequeño, si por el contrario el traje está muy deteriorado lo llevan al sastre.

Los días de corrida, el mozo de espadas, desde tempranas horas, empieza por preparar toda la ropa de torear de su matador, revisa el terno minuciosamente; le manda dar lustre a las zapatillas, y tiene lista toda la ropa y los demás avíos de torear, y faltando una hora para la corrida, empieza a vestirlo.

Los toreros suelen tener muchas manías y además muy curiosas, como por ejemplo que la muleta la doblan siempre igual, tienen prohibido poner una montura encima de la cama, dejan la luz de la habitación encendida siempre, los vasos si están boca abajo les dan la vuelta, etc.
Para vestir a un torero se necesita habilidad, y es precisamente el mozo de espadas quien se encarga de ataviarlo, que las medias no vayan torcidas, que la faja vaya bien ajustada, los machos de la taleguilla bien apretados y el añadido, prendido correctamente. El mozo de estoques ya tiene preparadas las veladoras que quedarán encendidas en el hotel, a los santos de devoción de su matador mientras dure la corrida. Consigue el coche que ha de llevarlo a la plaza y luego traerlo al hotel y esté listo para cualquier emergencia.

El mozo de estoques es un hombre previsor, encargado que no falte nada, los capotes, las muletas, un carrete de hilo, las agujas, toallas, etc. Llegada la cuadrilla del matador a la plaza, el mozo de estoques se encamina a su lugar, o sea detrás del burladero de matadores y principia inmediatamente a sacar los capotes y arreglar las muletas y dejar todo listo para cuando principie la corrida. Mientras las cuadrillas hacen el paseo, el mozo saca las espadas del fundón y les hecha un último vistazo para tenerlas listas, escudriña con la vista las barreras de primera fila de sombra para ver si hay algún personaje importante a quien el matador pueda brindarle un toro.

El trabajo del mozo de espadas es complicado: dentro del callejón, siempre debe estar listo para atender las necesidades de su matador, siempre tiene a la mano dos o tres muletas listas y otros tantos estoques, inclusive el de descabellar, y después de la muerte de cada toro, debe inmediatamente lavar las espadas a fin de quitarles la sangre del toro para que no se enmohezcan y revisarles el diamante. Al terminar la corrida el mozo de estoques recoge todos los capotes y demás enseres y se regresa con ellos al hotel.


El vínculo con el torero tiene que ser bueno, son la mano derecha del maestro, la complicidad y la amistad son fundamentales. 








Fuentes:
http://jornadataurina.blogspot.com.es/2011/09/el-mozo-de-espadas-y-sus-funciones.html
http://www.cuv3.com/2014/01/05/mozo-de-espadas-un-trabajo-diferente/

domingo, 1 de abril de 2018

Cuchillos en abril - Pere Gimferrer






Odio a los adolescentes.


Es fácil tenerles piedad.


Hay un clavel que se hiela en sus dientes


y cómo nos miran al llorar.


Pero yo voy mucho más lejos.


En su mirada un jardín distingo.


La luz escupe en los azulejos


el arpa rota del instinto.


Violentamente me acorrala


esta pasión de soledad


que los cuerpos jóvenes tala

y quema luego en un solo haz.

¿Habré de ser, pues, como éstos?

(La vida se detiene aquí)

Llamea un sauce en el silencio.

Valía la pena ser feliz.


Pere Gimferrer