Ara mateix


Cridem qui som i que tothom ho escolti.
I en acabat, que cadascú es vesteixi
com bonament li plagui, i via fora!,
que tot està per fer i tot és possible.


Miquel Martí i Pol

sábado, 25 de mayo de 2019

viernes, 24 de mayo de 2019

Ejercicios - Blanca Varela

I
Un poema
como una gran batalla
me arroja en esta arena
sin más enemigo que yo
yo
y el gran aire de las palabras
II
miente la nube
la luz miente
los ojos
los engañados de siempre
no se cansan de tanta fábula
III
terco azul
ignorancia de estar en la ajena pupila
como dios en la nada
IV
pienso en alas de fuego en música
pero no
no es eso lo que temo
sino el torvo juicio de la luz

Blanca Varela

jueves, 23 de mayo de 2019

Europa - Vicenç San Francisco

La Unión Europea nace de la necesidad de superar los conflictos entre los vecinos europeos que culminaron en las dos grandes guerras del siglo XX.


Dirigentes Europeos como Robert Schuman, Jean Monnet , Konrad Adenauer, apuestan por la cooperación entre países como la mejor forma de superar los conflictos bélicos. En 1951 seis países: Alemania, Bélgica, Francia, Italia, Luxemburgo y los Países Bajos forman la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA), germen del futuro Tratado de Roma, por el cual se constituye la Comunidad Económica Europea (CEE) en 1957. Desde 1973 la unión se va ampliando hasta los 27 estados miembros en 2013.
En 1986 se firma el acta Única Europea, que da origen en la “Unión Europea”. Se eliminan las fronteras internas, y la Comunidad Europea se prepara para entrar al nuevo siglo con una moneda única. Millones de jóvenes estudian en otros países con ayuda del programa Erasmus.

En el  momento de más euforia europea estalla la crisis financiera posando en graves dificultades la unión monetaria. Se establecen duras medidas económicas por Europa, y especialmente para Grecia, en el mismo tiempo los conflictos bélicos en Oriente mediano, demuestran la nula respuesta europea en política exterior, incapaz de dar una solución a los refugiados que llegan huyendo de los conflictos armados.

La desigualdad, la precariedad y el empobrecimiento de la clase mediana, junto con la pérdida de credibilidad de la clase política, favorece el aumento de la extrema derecha y presentarse como alternativa ‘antiestablishment‘  olvidándose de respuestas globales. El miedo a la cesión de los poderes nacionales para fortalecer Europa ha convertido en el parlamento Europeo en un espacio donde cada país defiende sus intereses más que en una verdadera Europa Federal como imaginó Altiero Spinelli .

En estas circunstancias se agrava el problema y por primera vez en la historia de la Unión un país decide abandonar el club y negociar la salida, en el año 2016, el Brexit. Reino Unido ha destacado por la no inclusión dentro de la moneda común y su constante interés a limitar el movimiento de trabajadores a Europa.

Los países tradicionalmente con más vocación europea, tampoco nos hemos creído del todo la Unión. Siempre hemos visto sus instituciones lejanas y complicadas. Prueba de esto es la actitud que tenemos ante unas elecciones Europeas, tratándolas en clave interna
El presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker ha presentado el Libro Blanco con los detalles de cinco escenarios posibles para el futuro de la Unión Europea, con el propósito de abrir una reflexión sobre la nueva Europa de 2025, pero sin señalar su escenario preferido y a la espera de la decisión de los jefes de Estado y de Gobierno europeos. Una prueba más de la debilidad de la U. E. frente a los gobiernos nacionales.

La carencia de fondos estructurales para la plena cohesión de Europa, la carencia de respuesta a los problemas agravados por los flujos migratorios, la carencia de conciencia europeísta, el terrorismo integrista y la falta clara de liderazgo nos han dejado a los europeos desorientados, con la posibilidad  de perder la entidad europea, por lo cual es necesario  una solución que tiene que pasar por una verdadera Europa Federal que deje atrás las viejas reivindicaciones nacionalistas de los antiguos estados Europeos
Vicenç San Francisco

fuentes
https://europa.eu/european-union/index_es
http://www.exteriores.gob.es/RepresentacionesPermanentes/EspanaUE/es/quees2/Paginas/default.aspx
https://www.20minutos.es/noticia/3632861/0/como-se-financia-presupuesto-union-europea-elecciones/
https://www.elespanol.com/opinion/tribunas/20190212/nacionalismos-futuro-europa/375582440_12.html
https://elpais.com/elpais/2019/04/12/opinion/1555086391_123931.html
https://eur-lex.europa.eu/content/news/Brexit-UK-withdrawal-from-the-eu.html?locale=es
https://elpais.com/internacional/2019/04/10/actualidad/1554915128_477921.html

Enlaces
Decencia política

martes, 7 de mayo de 2019

CÓMO NO SER ROMÁNTICO Y SIGLO XIX - Nicolás Guillén


Cómo no ser romántico y siglo XIX,
no me da pena,
cómo no ser Musset
viéndola esta tarde
tendida casi exangüe,
hablando desde lejos,
lejos de allá del fondo de ella misma,
de cosas leves, suaves, tristes.
Los shorts bien shorts
permiten ver sus detenidos muslos
casi poderosos,
pero su enferma blusa pulmonar
convaleciente
tanto como su cuello-fino-Modigliani,
tanto como su piel-margarita-trigo-claro,
Margarita de nuevo ( así preciso ),
en la chaise-longue ocasional tendida
ocasional junto al teléfono,
me devuelven un busto transparente
( Nada, no más un poco de cansancio ).
Es sábado en la calle, pero en vano.
Ay, cómo amarla de manera
que no se me quebrara
de tan espuma tan soneto y madrigal,
me voy no quiero verla,
de tan Musset y siglo XIX
cómo no ser romántico.
Nicolás Guillén

Cuba 1902-1989

lunes, 6 de mayo de 2019

ESTADO DE SITIO - Elena Poniatowska

Camino por las grandes avenidas, las anchas superficies negras, las banquetas en las que caben todos y nadie me ve, nadie voltea, nadie me mira, ni uno solo de ellos. Ninguno da la menor señal de reconocimiento. Insisto. Ámenme. Ayúdenme. Sí, todos. Ustedes. Los veo. Trato de imantarlos; nada los retiene, su mirada resbala encima de mí, me borra, soy invisible. Sus ojos evitan detenerse en algo, en cualquier cosa, y yo los miro a todos tan intensamente, los estampo en mi alma, en mi frente; sus rostros me horadan, me acompañan; los pienso, los recreo, los acaricio. Nosotras las mujeres atesoramos los rostros; de hecho, en un momento dado, la vida se convierte en un solo rostro al que podemos tocar con los labios. Ámenme, véanme, aquí estoy. Alerto todas las fuerzas de la vida; quiero traspasar los vidrios de la ventanilla, decir: “Señor, señora, soy yo”, pero nadie, nadie vuelve la cabeza, soy tan lisa como esta pared de enfrente. Debería gritarles: “Su sociedad sin mí sería incompleta, nadie camina como yo, nadie tiene mi risa, mi manera de fruncir la nariz al sonreír, jamás verán a una mujer acodarse en la mesa como lo hago, nadie esconde su rostro dentro de su hombro…señores, señoras, niños, perros, gatos, pobladores del mundo entero, créanme, es la verdad, les hago falta.”
Me gustaría pensar que me oyen pero sé que no es cierto. Nadie me espera. Sin embargo, todos los días tercamente emprendo el camino, salgo a las anchas avenidas, a ese gran desierto íntimo tan parecido al que tengo adentro. Necesito tocarlo, ver con los ojos lo que he perdido, necesito mirar esta negra extensión de chapopote, necesito ver mi muerte.

Elena Poniatowska 

De noche vienes, México, Grijalbo, 1979.

Enlaces:
LA IDENTIDAD

domingo, 5 de mayo de 2019

LA CASA DE MI PADRE - Gabriel Aresti


Defenderé
la casa de mi padre.
Contra los lobos,
contra la sequía,
contra la usura,
contra la justicia,
defenderé
la casa
de mi padre.
Perderé
los ganados,
los huertos,
los pinares;
perderé
los intereses,
las rentas,
los dividendos,
pero defenderé la casa de mi padre.
Me quitarán las armas
y con las manos defenderé
la casa de mi padre;
me cortarán las manos
y con los brazos defenderé
la casa de mi padre;
me dejarán
sin brazos,
sin hombros
y sin pechos,
y con el alma defenderé
la casa de mi padre.
Me moriré,
se perderá mi alma,
se perderá mi prole,
pero la casa de mi padre
seguirá
en pie.



Gabriel Aresti

De Piedra y pueblo, 1963





Versión original en euskera: 

NIRE AITAREN ETXEA

Nire aitaren etxea
defendituko dut.
Otsoen kontra,
sikatearen kontra,
lukurreiaren kontra,
justiziaren kontra,
defenditu
eginen dut
nire aitaren etxea.
Galduko ditut
aziendak,
soloak,
pinudiak;
galduko ditut
korrituak,
errenteak,
interesak,
baina nire aitaren etxea defendituko dut.
Harmak kenduko dizkidate,
eta eskuarekin defendituko dut
nire aitaren etxea;
eskuak ebakiko dizkidate,
eta besoarekin defendituko dut
nire aitaren etxea;
besorik gabe,
sorbaldik gabe,
bularrik gabe
utziko naute,
eta arimarekin defendituko dut
nire aitaren etxea.
Ni hilen naiz,
nire arima galduko da,
nire askazia galduko da,
baina nire aitaren etxeak
iraunen du
zutik.



Gabriel Aresti

De Harri eta Herri, 1963