Ara mateix


Cridem qui som i que tothom ho escolti.
I en acabat, que cadascú es vesteixi
com bonament li plagui, i via fora!,
que tot està per fer i tot és possible.


Miquel Martí i Pol

sábado, 1 de diciembre de 2012

George Orwell




La libertad de expresión es decir lo que la gente no quiere oír.
George Orwell







Enlaces

contar la verdad - George Orwell

Cerrando circulos - Paulo Coelho


Cerrando circulos

 Paulo Coelho

Siempre es preciso saber cuándo se acaba una etapa de la vida. Si insistes en permanecer en ella más allá del tiempo necesario, pierdes la alegría y el sentido del resto. Cerrando círculos, o cerrando puertas, o cerrando capítulos, como quieras llamarlo. Lo importante es poder cerrarlos, y dejar ir momentos de la vida que se van clausurando.
¿Terminó tu trabajo?, ¿Se acabó tu relación?, ¿Ya no vives más en esa casa?, ¿Debes irte de viaje?, ¿La relación se acabó? Puedes pasarte mucho tiempo de tu presente "revolcándote" en los por qué, en devolver el cassette y tratar de entender por qué sucedió tal o cual hecho. El desgaste va a ser infinito, porque en la vida, tú, yo, tu amigo, tus hijos, tus hermanos, todos y todas estamos encaminados hacia ir cerrando capítulos, ir dando vuelta a la hoja, a terminar con etapas, o con momentos de la vida y seguir adelante.
No podemos estar en el presente añorando el pasado. Ni siquiera preguntándonos por qué. Lo que sucedió, sucedió, y hay que soltarlo, hay que desprenderse. No podemos ser niños eternos, ni adolescentes tardíos, ni empleados de empresas inexistentes, ni tener vínculos con quien no quiere estar vinculado a nosotros. ¡Los hechos pasan y hay que dejarlos ir!
Por eso, a veces es tan importante destruir recuerdos, regalar presentes, cambiar de casa, romper papeles, tirar documentos, y vender o regalar libros.

Los cambios externos pueden simbolizar procesos interiores de superación.
Dejar ir, soltar, desprenderse. En la vida nadie juega con las cartas marcadas, y hay que aprender a perder y a ganar. Hay que dejar ir, hay que dar vuelta a la hoja, hay que vivir sólo lo que tenemos en el presente…
El pasado ya pasó. No esperes que te lo devuelvan, no esperes que te reconozcan, no esperes que alguna vez se den cuenta de quién eres tú… Suelta el resentimiento. El prender "tu televisor personal" para darle y darle al asunto, lo único que consigue es dañarte lentamente, envenenarte y amargarte.
La vida está para adelante, nunca para atrás. Si andas por la vida dejando "puertas abiertas" por si acaso, nunca podrás desprenderte ni vivir lo de hoy con satisfacción. ¿Noviazgos o amistades que no clausuran?, ¿Posibilidades de regresar? (¿a qué?), ¿Necesidad de aclaraciones? , ¿Palabras que no se dijeron?, ¿Silencios que lo invadieron? Si puedes enfrentarlos ya y ahora, hazlo, si no, déjalos ir, cierra capítulos. Dite a ti mismo que no, que no vuelven. Pero no por orgullo ni soberbia, sino, porque tú ya no encajas allí en ese lugar, en ese corazón, en esa habitación, en esa casa, en esa oficina, en ese oficio.
Tú ya no eres el mismo que fuiste hace dos días, hace tres meses, hace un año. Por lo tanto, no hay nada a qué volver. Cierra la puerta, da vuelta a la hoja, cierra el círculo. Ni tú serás el mismo, ni el entorno al que regresas será igual, porque en la vida nada se queda quieto, nada es estático. Es salud mental, amor por ti mismo, desprender lo que ya no está en tu vida.
Recuerda que nada ni nadie es indispensable. Ni una persona, ni un lugar, ni un trabajo. Nada es vital para vivir porque cuando tú viniste a este mundo, llegaste sin ese adhesivo. Por lo tanto, es costumbre vivir pegado a él, y es un trabajo personal aprender a vivir sin él, sin el adhesivo humano o físico que hoy te duele dejar ir.
Es un proceso de aprender a desprenderse y, humanamente se puede lograr, porque te repito: nada ni nadie nos es indispensable. Sólo es costumbre, apego, necesidad. Por eso cierra, clausura, limpia, tira, oxigena, despréndete, sacúdete, suéltate.

Deja de ser quien eras, y transfórmate en el que eres…Esa es la vida…

Paulo Coelho
http://paulocoelho.com/

 

Cuando éramos niños - Mario Benedetti











  Cuando éramos niños

Cuando éramos niños
los viejos tenían como treinta
un charco era un océano
la muerte lisa y llana no existía.

luego cuando muchachos
los viejos eran gente de cuarenta
un estanque era un océano
la muerte solamente una palabra.

ya cuando nos casamos
los ancianos estaban en los cincuenta
un lago era un océano
la muerte era la muerte de los otros.

ahora veteranos
ya le dimos alcance a la verdad
el océano es por fin el océano
pero la muerte empieza a ser la nuestra
.


Mario Benedetti

foto C Icaria


Enlaces:
No te salves - Mario Benedetti


Georges Brassens LA MALA REPUTACIÓN

 
 
Georges Brassens
LA MALA REPUTACIÓN
 
 
 
 


En mi pueblo sin pretensión
Tengo mala reputación,
Haga lo que haga es igual
Todo lo consideran mal,
Yo no pienso pues hacer ningún daño
Queriendo vivir fuera del rebaño;
No, a la gente no gusta que
Uno tenga su propia fe
No, a la gente no gusta que
Uno tenga su propia fe
Todos todos me miran mal
Salvo los ciegos es natural.

Cuando la fiesta nacional
Yo me quedo en la cama igual,
Que la música militar
Nunca me pudo levantar.
En el mundo pues no hay mayor pecado
Que el de no seguir al abanderado
Y a la gente no gusta que
Uno tenga su propia fe
Y a la gente no gusta que
Uno tenga su propia fe
Todos me muestran con el dedo
Salvo los mancos, quiero y no puedo.

Si en la calle corre un ladrón
Y a la zaga va un ricachón
Zancadilla doy al señor
Y he aplastado el perseguidor
Eso sí que sí que será una lata
Siempre tengo yo que meter la pata
Y a la gente no gusta que
Uno tenga su propia fe
Y a la gente no gusta que
Uno tenga su propia fe
Tras de mí todos a correr
Salvo los cojos, es de creer.

Ya sé con mucha precisión
Como acabará la función
No les falta más que el garrote
Pa' matarme como un coyote
A pesar de que no arme ningún lío
Con que no va a Roma el camino mío
Que a le gente no gusta que
Uno tenga su propia fe
Que a le gente no gusta que
Uno tenga su propia fe
Tras de mí todos a ladrar
Salvo los mudos es de pensar.






 
 

viernes, 2 de noviembre de 2012

PRIMER ANIVERSARIO COMUNA DE ICARIA


PRIMER ANIVERSARIO  COMUNA DE ICARIA














Hace un año nació este blog lúdico con espíritu de participación, abierto a que toda persona con ganas de aportar sus inquietudes pueda colaborar.

 Después de un año el blog ha cambiado de estética, nada es eterno, pero continúa con la idea de hablar de los temas que nos motivan. En ocasiones de forma “enciclopédica” , más que personal, pero, con la intención de que poco a poco, con el tiempo conseguir un estilo mas particular.

Lo mejor de este tiempo ha sido la difusión del bloc, una media de 500 visitas mensuales es el aliciente necesario para que mes a mes aparezcan nuevas publicaciones en el blog, sin más aspiración que compartir temas culturales desde una mirada original.

Gracias a todos: a los seguidores públicos y a los anónimos, a los que participáis con vuestros comentarios y a los que pasan en silencio. Gracias a los que conectan desde países muy lejanos y a los que lo hacen aquí al lado.

Vuestras visitas y vuestra colaboración es el estimulo para continuar compartiendo este espacio con vosotros.
C. Icaria.
.

Malala Yousufzai


Malala Yousufzai

Malala Yousufzai, una chica de 14 años de Mingora, en Pakistan, se convirtio en una grave amenaza para los talibanes y han atentado contra su vida. Le han pegado dos tiros, a una niña. Según los integristas, ella promueve la educación occidental, por el simple hecho de pedir que las niñas vayan a la escuela. Solo han podido herirla, pero ya han amenazado que si sale viva de este intento, lo volverán a hacer.

Mingora y todo el Valle de Swat vivieron una violencia extrema entre 2008 y 2009, cuando los talibanes dominaron la región y luego fueron expulsados por el Ejército en una dura ofensiva.

Fue en esa época cuando muchos niños, y sobre todo muchas niñas, se quedaron sin escuelas primero por la prohibición de los talibanes y luego por los intensos combates que duraron casi medio año.


“(Los talibanes) nos exigieron una y otra vez que cerráramos la escuela, pero este fue el único centro que se mantuvo abierto hasta el último día”, dice a Efe la directora de la escuela Maryam Khaleq que explica cómo pedían a las niñas que fueran a clase sin uniforme y con los libros a escondidas.

Aquella experiencia llevó a Malala, una niña de entonces once años, cuyo padre tenía una escuela desde 2002, a abrir un blog denunciando el terror que vivía y cómo ella y sus amigas se resistían a dejar los estudios.

Su osadía y la creciente celebridad que obtuvo tras conocerse la identidad de Gul Makai -seudónimo que usaba Malala Yousufzai - le valieron cada vez más amenazas hasta que se produjo el atentado. Quince niñas -y dos profesores- viajaban en una furgoneta cuando a unos 300 metros de la escuela para niñas Khushal, propiedad del padre de Malala, fueron abordadas por un par de hombres y uno de ellos disparó: “Íbamos hablando en la furgoneta tras hacer un examen cuando notamos que el vehículo paró y un hombre se acercó preguntando quién era Malala. Luego disparó y recuerdo gritos pidiendo ayuda, pero me desmayé”, dice a Efe Kainat en su casa en Mingora, en el norte paquistaní.

Kainat, que sufrió una herida en el brazo derecho, muestra una tranquilidad sorprendente si se tiene en cuenta su edad -14 años, como Malala- y el horror que vivió, pero en su familia reconocen que tiene el mismo miedo que muchas de sus compañeras: “El primer día faltó la mitad de clase, ahora aún quedan cinco o seis que no lo hacen, pero volverán”, cuenta Adya, una de las alumnas del aula de noveno grado en la que sigue vacía la silla que ocupaba Malala.

Muchas de las niñas que no han dejado de ir a clase expresan una determinación absoluta por continuar sus estudios y defienden con convicción la importancia que tiene la educación.

Para garantizar su recuperación y su seguridad fue transportada a Inglaterra, donde milagrosamente se recupera de las lesiones recibidas. Pero no podrá volver a su tierra, pues los talibanes han jurado que la próxima vez no sobrevivirá. En pleno siglo XXI, Malala se ha convertido en una desterrada por querer estudiar. “Las mujeres son la base de la sociedad y solo si pueden educarse son capaces de garantizar también la educación de sus hijos”, dice en un inglés perfecto Adya, que hace suyo el discurso que defendió su célebre compañera de clase.

Muchos ponen en la mira al Islam cuando se conocen estas medidas represivas, pero no es cierto que los talibanes ejerzan semejante control contra la mujer debido a su interpretación ultraconservadora de la ley musulmana —la Sharia— pero si bien es cierto que la mujer, aun bajo la interpretación más abierta del Islam, nunca tendrá igualdad plena con el hombre, pero tampoco una posición tan degradada como pretenden los talibanes. Las presiones económicas, sociales y culturales han exacerbado el radicalismo y el rechazo a Occidente de los talibanes, que en medio de esa crisis se abren espacio, se fortalecen militarmente y ganan cada vez más adeptos en su rechazo a EE.UU. y los modelos occidentales. El Islam, tiene poco que ver en esto. La ley talibán esta más cercana a las leyes tribales que a la religión musulmana.

No únicamente los talibanes son responsables de negar la educación a los niños. En Occidente el sistema es mas sutil, los medios de comunicación y las costumbres limitan los roles sociales entre hombres y mujeres, y muchas sociedades han experimentado una verdadera involución educativa, limitando cada vez mas los recursos a la educación en los centros públicos  elevando de manera sustancial las tasas universitarias  que traen como consecuencia el abandono escolar en secundaria y universidad.
En Occidente no es necesario matar niños a tiros, aquí, es suficiente con cambiar la legislación y la política de financiación para conseguir los mismos fines.
Fuentes
Pau Miranda / EFE
BBC/Mundo

Quiero todo esto - Jose Agustin Goytisolo

Quiero todo esto


 

 
 
Quiero un informe sobre el comportamiento sexual
de los sexólogos

 Quiero ser informado sobre lo que ocurre





al más alto nivel
 
Quiero ver a la gente uno por uno
 
Quiero que me amnistíen por todo lo que pienso hacer
 
de ahora en adelante
 
Quiero entrar en los cines sin pagar
 
Quiero que una persona de fiar escoja mis camisas
 
y nunca se equivoque


Quiero que los cocineros no sean obscenos
 
Quiero que ordenen llevar camisa azul a todos
los que en su día la llevaron

Quiero que no me den gato por liebre

Quiero que el socialismo vaya sin más
directamente al grano

Quiero aprender inglés en 15 días

Quiero saber con precisión exacta la verdadera
forma del universo

Quiero que los croissants siempre estén calentitos
y sabrosos

Quiero misas de culo y en latín

Quiero saber si el papel higiénico de la Real Academia
limpia fija y da esplendor

Quiero ser la Madre Abadesa

Quiero que se prohiban los canalones y la plusvalía

Quiero que el Imperio Romano no siga decayendo
de este modo

Quiero que fichen a la policía

Quiero comer Potitos Bledine

Quiero el control de la natalidad con carácter retroactivo

Quiero que se sepa que el presidente de U.S.A. barre
para su casa de una manera descarada

Quiero amor

Quiero lanzarme en plancha y rematar marcando
el sexto gol al Real Madrid

Quiero que Manolo no se quede calvo

Quiero saber si alguien me está robando los calzoncillos

Quiero entablar un juicio

Quiero volver a merendar en la terraza con mis primas y Tía Catalina

Quiero que me homologuen en Ohio

Quiero que alguien me nombre su Delegado en el Exterior

Quiero que Reus sea puerto de mar

Quiero que me devuelvan la gabardina que me quitaron
el diecisite de Noviembre de 1949 en el Cine Carretas

Quiero que dios exista

Quiero que los Catedráticos de Estética no sean tan feos

Quiero ser de derechas

Quiero jugar al mus

Quiero que no menoscaben mi integridad

Quiero tener aparcamiento reservado dondequiera que

Quiero bailar el rock

Quiero que le salga un sarpullido al Santo Padre

Quiero una mantita en la barriga a la hora de la siesta

Quiero que se firmen todos los acuerdos

Quiero destituir a Bing Crosby de un modo fulminante

Quiero fugarme con la morterada

Quiero comer centollo con Julia y con la Ton

Quiero triunfar como una bestia

Quiero que no se me invite otra vez a disolverme
pacíficamente

Quiero que emplumen a San Valentín

Quiero que Cataluña llegue hasta el Tirol

Quiero un felpudo igual que el del vecino

Quiero considerar seriamente la posibilidad de que
me expulsen de cualquier país

Quiero unas garantías mínimas

Quiero que se suprima la circulación periférica

Quiero que en las cajas de quesitos hayan más quesitos

Quiero ir a las islas Filipinas

Quiero que se elimienen las condiciones objetivas ya que
por culpa de ellas todo sale mal

Quiero que no se tiren más a nuestras mujeres

Quiero tirarme a alguien

Quiero controlar el gasto Público partida por partida

Quiero ser bueno

Quiero que se me paguen daños y perjuicios

Quiero que cada pueblo tenga el gobierno que no se merezca

Quiero que no me avergüencen más en las autopistas

Quiero que no haya clase obrera

Quiero que trasladen las Fallas de Valencia

Quiero que no vuelvan los buenos tiempos

Quiero revolcarme en la alfombra del Hotel des Templaires

Quiero ser hábilmente interrogado para cantarlo todo
a la primera friega

Quiero sardinas en escabeche y pan tosatado con aceite y sal

Quiero ascender por méritos de guerra

Quiero que se me incapacite legalmente para no ser ya nunca
responsable de nada

Quiero que no me maten la ilusión

Quiero que no vuelvan a salir goteras en el techo

Quiero que todo el mundo cobre más

Quiero que no se me hinche la barriga

Quiero que me convenzan

Quiero un poco de caridad cristiana

Quiero que todos pasen por el tubo

Quiero un nuevo cepillo de dientes

 
Quiero todo esto
yo no puedo seguir viviendo así:
es una decisión irrevocable

Jose Agustin Goytisolo
 

jueves, 1 de noviembre de 2012

Torear bajo la luz de la luna

 
http://www.evaflorencia-arte.com/
 

 
Hacer la luna
Torear bajo la luz de la luna
 
En la segunda decada del siglo pasado, el joven Juan Belmonte (que luego se convirtió en el padre de la tauromaquia actual) tenía que cruzar el río Guadalquivir a nado para poder torear vaquillas, y tenía que hacerlo de noche para así burlar a los vaqueros que vigilaban el ganado y, como es lógico, aprovechaba la luz de la luna.
Eran otros tiempos: en aquel entonces muy pocos tenían acceso a las ganaderías, y, para poder aprender y entrenarse, los muchachos de la clase baja tenían que hacerlo furtivamente.
 


La última vez que toreé decidí hacerlo desnuda…de aquella manera antigua y ancestral… lejos de la gente y de las plazas, sin cargar con responsabilidades, sin ruido ni trajes brillantes…solo mi piel.

Aquella era la última vez junto a lo que más amaba, ya lo había decidido, y decidí despedirme como aquel muchacho que en los años 20 empezaba…de la forma más íntima…con la luna como testigo.…quise que aquella muerte de una parte de mí se hiciera tan natural como un nacimiento
.

Hay tres ocasiones en la vida de una persona en las que la desnudez es imprescindible: al nacer, cuando amamos, y cuando nos ponemos frente a nosotros mismos…el toreo es todo eso…el toreo es enfrentarse a uno mismo, es hacer el amor, y es volver a nacer.


Me lo quité todo, y de repente fui solo yo en la inmensidad de una noche de verano…fui el latido de mi corazón…fui mi miedo y mi valor desnudos.
Ahora no había ningún tipo de obstáculo entre el animal y yo.
Recuerdo su aliento y la calidez de su piel cada vez que me rozaba en una pasada. Recuerdo la vibración de su galope bajo la planta de mis pies y los flecos de su cola que se enredaban alrededor de mi cintura, recuerdo la caricia quemante de sus pitones rozandome y su bravura entregada a la vida como un cosquilleo apremiante.

Nunca la sensación de torear fue más pura y más vital.

Entregada a mi propia naturaleza, me fundí con la embestida del animal, con la tierra bajo mis pies y con la brisa templada de la noche mientras sentía la luz de la luna como el beso de una madre protectora a la que yo susurraba mis sentimientos, aunque ella ya los conocía, pero, a lo mejor, yo necesitaba decírselos de aquella manera, para reconocerme y aceptarme en lo más profundo y dejar de pelear con los elementos superfluos. Necesitaba despojarme de cualquier capa protectora detrás de la cual pudiera esconderme, y ser capaz de mirarme con sencillez, como ella me veía en aquel momento.

Mi desnudez no fue solo física, sino psicológica. Nunca me sentí tan desnuda, por fuera y por dentro, pero a la vez segura y serena en ello…como el David de Michelangelo en su marmórea arrogancia. Porque he aprendido que la desnudez no es para nada sinónimo de indefensión, sino más bien de confianza.
En el mismo templo de la cristiandad reina la desnudez…hermosa e innegablemente bella en su sencillez, como un vivo espejo del alma.


Eva Florencia Bianchini

Torera y pintora

http://www.evaflorencia-arte.com/

“La Nave de Los Locos” - Loquillo



“La Nave de Los Locos



Making of Contento






Despues de 24 años de la grabación del último trabajo de estudio de Sabino Mendez y Loquillo ("Morir en Primavera" de 1988), ambos artistas se han reunido de nuevo para grabar un nuevo disco. El disco, estará compuesto por 10 temas producidos por Jaime Stinus y compuestos por Sabino. Al "Loco" lo acompañan sus músicos habituales Stinus, los habituales, Igor Paskual (Guitarras), Laurent Castagnet (Batería), Josu García (Guitarras), Santi Comet (Teclados), y Alfonso Alcalá (Bajo)

.




Loquillo pone la voz y Méndez la letra, como antaño, cuando en el escenario sonaban temas como 'Hombres' y 'Cadillac Solitario'. "A pesar de que algunas canciones están escrita hace muchos años, hemos hecho un disco de rock de gente de 50 años, que lo ve de una determinada manera", dice Loquillo. Porque, apunta Méndez, "a esta edad la cadencia es distinta, el cuerpo no soporta tanto ruido y prefiere algo más tranquilo; yo ahora escucho música clásica, pero es interesante que no se acabe el rock porque hace falta". A lo que Loquillo diría más: "Es necesario contar a la gente la verdad, por eso las canciones ahora más que nunca tienen que decir cosas". Loquillo calla un segundo y prosigue: "En los setenta teníamos la canción de autor y hacía falta, pero dejemos ya eso; estamos en otra guerra y hay muchos grupos de rock por ahí contando cosas interesantes".


Lo que no quería Loquillo en 'La nave de los locos' era nostalgia. "Hubiera sido terrible hacer un disco nostálgico", sentencia.

Loquillo: Cuando uno cumple los 50 echa la vista atrás y mira qué tiene. Yo cuando miro hacia atrás miro a Sabino Méndez porque es el reflejo de toda mi adolescencia, de todo lo que viví. A nivel musical creo que es el mejor compositor de rock en español.

Sabino Méndez: Loquillo es la imagen de lo que sería el rock en español, representa toda una manera de hacer música y toda una época. Es mi amigo del barrio, de cuando éramos jóvenes. Es muy fuerte que tu mejor amigo de la pandilla del barrio se haya convertido en el estereotipo del rock&roll.

“La Nave de Los Locos” es una travesía sonora que recala en todos los puertos donde hemos dejado huella, una travesía personal que se inicio en 1978. Estos nueve temas originales son muestra de ello.



Fuentes
Ana Lobo 23 de octubre de 2012 (QUE!)
YERAY CALVO 23/10/2012 16:58 Actualizado: 24/10/2012 12:44 (Publico.es)



ELS AMANTS Poema de Vicent Andres Estelles musicat per Ovidi Montllor



ELS AMANTS




Poema de Vicent Andres Estelles musicat per Ovidi Montllor




"No hi havia a València dos amants com nosaltres.

Feroçment ens amàvem del matí a la nit.
Tot ho recorde mentre vas estenent la roba.
Han passat anys, molt anys; han passat moltes coses.
De sobte encara em pren aquell vent o l'amor
i rodolem per terra entre abraços i besos.
No comprenem l'amor com un costum amable,
com un costum pacífic de compliment i teles
(i que ens perdone el cast senyor López-Picó).
Es desperta, de sobte, com un vell huracà,
i ens tomba en terra els dos, ens ajunta, ens empeny.
Jo desitjava, a voltes, un amor educat
i en marxa el tocadiscos, negligentment besant-te,
ara un muscle i després el peço d'una orella.
El nostre amor és un amor brusc i salvatge
i tenim l'enyorança amarga de la terra,
d'anar a rebolcons entre besos i arraps.
Què voleu que hi faça! Elemental, ja ho sé.
Ignorem el Petrarca i ignorem moltes coses.
Les Estances de Riba i les Rimas de Bécquer.
Després, tombats en terra de qualsevol manera,
comprenem que som bàrbars, i que això no deu ser,
que no estem en l'edat, i tot això i allò.

No hi havia a València dos amants com nosaltres,
car d'amants com nosaltres en són parits ben pocs."

Vicent Andres Estelles
http://www.fundacioestelles.org/