Ara mateix


Cridem qui som i que tothom ho escolti.
I en acabat, que cadascú es vesteixi
com bonament li plagui, i via fora!,
que tot està per fer i tot és possible.


Miquel Martí i Pol

miércoles, 5 de septiembre de 2018

La Haine, "El odio" - Mathieu Kassovitz


24 horas en un suburbio de París donde los tres protagonistas, Vinz (Vincent Cassel), Saïd (Saïd Taghmaoui), Hubert (Hubert Kounde) son colegas que viven en una deprimente banlieu a las afueras de París. Vagan sin rumbo por las calles después de una revuelta popular que desembocó en enfrentamientos con la policía y ha dejado el barrio y sus corazones envueltos en llamas. Abdel, un buen amigo suyo, ha sufrido una fuerte paliza de la policía y está en coma. Vinz, que ha encontrado una pistola perdida tirada en el suelo, quiere venganza. Mientras tanto, Hubert no para de decir que "la haine attire la haine!", el odio lleva al odio.

Es el inicio de La Haine, una de las películas más poderosas y admiradas del cine francés de las últimas décadas, film que escribió y realizó y con la que alcanzó éxito internacional Mathieu Kassovitz . La película obtuvo tres Premios César (César a la mejor película, César al mejor productor y César al mejor montaje) y el premio al mejor director en el Festival de Cannes de 1995.


Estrenada en 1995, La Haine relata 19 horas desesperadas de unos parias cualquiera en los suburbios de una gran ciudad. Un judío, un negro y un árabe que, enfrentados a una vida sin futuro, son incapaces de ver más allá del muro de injusticia y violencia que se ha levantado contra ellos. Así las cosas, poco tienen que hacer más allá de vagabundear por la ciudad y mostrarse hostiles contra todo el que se cruza en su camino. En especial Vinz, quien se ve a sí mismo como un "gangster" y que, con una pistola en la mano, tiene todo lo que necesita para dejar de ser un don nadie.
El 6 de abril de 1993, Makome M’Bowole, un chico de 17 años, moría de un disparo en la cabeza mientras estaba esposado en una comisaría de policía en París. La policía alegó legítima defensa para justificar el disparo. Durante una semana se produjeron enfrentamientos entre los jóvenes del barrio y la policía. Estos hechos impulsaron a Kassovitz a rodar El odio, irse a los suburbios y preguntar desde allí cuáles eran las razones de aquella situación.

La ciudad de las luces y del glamour contrastaba con la mala situación de estos barrios donde se aislaba y almacenaba a las clases más bajas como si fueran mercancía en un almacén. Todo esto provocó la ira de esta población que se levantó contra el sistema mediante manifestaciones, revueltas y diversos actos para poder poner algo de luz a su futuro y también a su presente. En este film, Kassovitz, sabe retratar a la perfección esa marginalidad y los prejuicios sociales contra los que también tienen que combatir los habitantes de estas zonas como el racismo. Los tres protagonistas todos de diferentes razas y creencias (un judío, un árabe y un negro) pelean por ser los dueños de su propio destino como hacían miles de jóvenes aunque en ocasiones de manera negativa como representa Vinz en esta película.


A pesar de ser una película de hace más de veinte años, su mensaje sigue perdurando y pudiendo ser aplicado a la actualidad. La situación de estas zonas no solo no ha mejorado si no que ha empeorado, estos problemas sociales ya no sólo se encuentran zonas "conflictivas", las ciudades se ven cada vez más afectadas por estos como observamos con las agresiones homófobas, machistas, racistas etc. Es por esto que Kassovitz afirmó en una entrevista que pretende hacer una secuela de esta película para poder denunciar los abusos producidos en pleno siglo XXI.


Pieza clásica del cine de los 90, rodada en un apabullante blanco y negro, lleva en boca de todos prácticamente desde que se estrenó. Y no es para menos. Primero por la sacudida que provocó en las conciencias de una acomodada Francia que ignoraba sistemáticamente las demandas de sus ciudadanos más desfavorecidos. Segundo, porque aunque Kassovitz, que dirigió, escribió y co-editó la película con sólo 25 años, ha seguido dirigiendo películas (Los Ríos de Color Púrpura, Gothika, Babylon) y actuando (Amelie, Amen, El quinto elemento) con bastante éxito, nunca ha vuelto a repetir los galardones y el prestigio que le dio aquel debut.




Fuentes:
https://es.wikipedia.org/wiki/Mathieu_Kassovitz
https://es.wikipedia.org/wiki/El_odio
http://www.playgroundmag.net/noticias/actualidad/la-haine-2-mathieu-kassovitz_0_1464453542.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios. En breve serán publicados