Ara mateix


Cridem qui som i que tothom ho escolti.
I en acabat, que cadascú es vesteixi
com bonament li plagui, i via fora!,
que tot està per fer i tot és possible.


Miquel Martí i Pol

martes, 6 de octubre de 2015

Los años de García Márquez y Vargas llosa en Barcelona

 

Gabriel García Márquez a la plaça de Catalunya de Barcelona
Barcelona fue durante años la capital de la literatura hispanoamericana, no sólo porque muchos escritores de América latina vinieron a vivir aquí, o pasaban temporadas en Barcelona, sino porque fue en esta ciudad, a través de algunas personas que promovieron la literatura hispanoamericana en España con un enorme entusiasmo, como Carlos Barral y  de algunas editoriales de Barcelona, que esta literatura alcanzó fama en España y en la propia América Latina, donde en cierta forma era una literatura hasta entonces bastante marginal, y de aquí salió a conquistar otras lenguas, otros países». "La Barcelona del «boom", recuerda VargasLlosa


 Para Carlos Barral, el secreto del éxito de los latinoamericanos que editó fue haber afrontado temáticas universales «y eso les hizo mucho más difundibles: ¡Eso fue el boom!». Así lo vio José Donoso: «El boom pudo ser una moda, pero la moda es un ingrediente cultural muy importante. No éramos iguales pero teníamos componentes comunes».

Parte del éxito del “boom latinoamericano” y de la confluencia de autores como García Márquez. Vargas llosa o José Donoso en Barcelona se debe sin duda la agente literaria Carmen Balcells. Su mérito en palabras de  Vargas Llosa, fue descubrir «que la verdadera función de una agente literaria no era representar a un editor frente a otros editores, sino a los autores ante quienes les publicaban…” La agente Carmen Balcells fue un elemento tan culturalmente dinamizador como eficaz en la logística de acogida de los autores que representaba. En su papel de Mamá Grande, apunta Vargas Llosa, «ella pagaba las cuentas, alquilaba los pisos y resolvía los problemas de electricidad, de transporte, de teléfono, de clandestinidad, y aprobaba o fulminaba los amoríos pecaminosos, asistía a los partos, consolaba a los cónyuges e indemnizaba a las amantes».

García Márquez reconoce que se traslado a vivir a Barcelona por Carmen Balcells, “Como tantos otros, como Donoso, como Vargas Llosa, todos acudimos a Barcelona por la atracción que Carmen ejercía sobre nosotros, pero nosotros conocíamos ya a muchos catalanes, como mi maestro Ramón Vinyes” "Barcelona es un recuerdo mítico”

C/ Caponata, 6

Gabriel García Márquez vivió en la ciudad entre 1967 y 1975. Se instaló en el barrio de Sarria, en la parte alta de la ciudad,  en el número 168 de la avenida República Argentina, 4-2. El 6 de febrero de 1969 se mudaron a los bajos del número 6 de la calle Caponata, buscando más espacio. Alfonso Milá, FedericoCorrea y Leopoldo Pomés se encargaron del interiorismo. "Era una casa tradicional y ellos la reformaron en algo moderno, muy sesentas", recuerda su hijo Gonzalo.

 
Onetti con Gabriel García Márquez, Barcelona, 1974

Gabo se encontró una Barcelona del desarrollismo franquista se permitía ciertas libertades que se volcaba en la cultura, arquitectura, la publicidad, la fotografía, el cine que miraba mas a Europa que al resto de la España autárquica.  En sus siete años barceloneses, hasta 1974, Barcelona fue para García Márquez «una ciudad donde se respiraba, porque todos éramos un poco conspiradores...» Sus mejores amigos en la ciudad fueron Luis y Leticia Feduchi, un matrimonio de psicoanalistas. También se veía mucho con Tísner, a quien conocía de su exilio mexicano y se empeñó en que le tradujera al catalán Cien años de soledad ('Cent anys de solitud' apareció en 1970 en editorial Edhasa en una única edición de 2.902 ejemplares que es hoy un lujo de coleccionistas).

 

Su domicilio fué punto de encuentro de escritores y revolucionarios de todo el mundo, sobre todo latinoamericanos. También se citó a escondidas con Gregori López Raimundo, líder comunista catalán (PSUC) en la clandestinidad. Además de a toda la gauche divine, trató a escritores como Manuel Ibáñez Escofet  ,Josep Pla, Néstor Luján, Álvaro Cunqueiro o Juan Marsé, con el que se produjo un distanciamiento a causa de su posicionamiento con  la revolución cubana.

 
Foto: Colita

En Barcelona, García Márquez experimentará una profunda metamorfosis: pasa de pobre a rico y de escritor casi anónimo a celebridad mundial. gracias a  la novela «Cien años de soledad» que como anécdota se cuenta que primero fue  Rechazada por Seix Barral,  Carlos Barral se defiende de quienes le reprochaban haber dejado pasar la magna obra del colombiano. Lo atribuye a un malentendido. Gabo le envió un telegrama hablándole de su novela y él tardó demasiado en contestar... Luegó pasó el tiempo y Paco Porrúa editó la novela en la  EditoriaL Sudamericana.

 

En Barcelona, Gabo escribió los relatos de «La increíble y triste historia de la cándida Edelmira y su abuela desalmada» (Barral, 1972) y la novela «El otoño del patriarca» (Plaza & Janés, 1975) una de sus novelas más complejas. También en Barcelona se concibió uno de sus libros más vendidos -diez millones de ejemplares-. “Relato de un náufrago”, publicado por Tusquets en marzo de 1970. Era un reportaje publicado a capítulos en Colombia . Pero su libro de relatos más barcelonés es Doce cuentos peregrinos (1992): en Sólo vine a hablar por teléfono aparece, por ejemplo, Rosa Regàs como personaje, invitando a una pareja a navegar en Cadaqués y localizaciones en Horta y algunos locales de la Rambla y la Barceloneta. En ese libro, en Tramontana, el narrador se refiere al temible viento de la Costa Brava

Vargas Llosa, Gabriel-Marquez-Cortazar-Castellet y Carlos Barral

En 1975 la familia  Garcia Marquez se fue a pasar un verano en México. En septiembre, decidieron que era mejor no regresar a Barcelona porque, según explica su hijo Gonzalo, "no sabían cómo sería la situación tras la muerte de Franco, que estaba agonizante. Tuvieron miedo a la inestabilidad. No se sabía qué reacción tendría el nuevo gobierno ante su novela". Plaza y Janés publicó una primera edición de 500.000 ejemplares de El otoño del patriarca, batiendo todos los récords.

A pesar de la abrupta despedida, Gabo siguió visitando la capital catalana con frecuencia, donde aún tiene un piso muy céntrico.

 

Vargas Llosa en Barcelona
A principios de los 70 llego a Barcelona Mario Vargas Llosa, gracias también a Carme Balcells  que se presentó en Londres, donde Vargas Llosa imparte literatura en el universitario King’s College. Le dice que deje las clases y se centre por completo en la escritura. El autor peruano aduce que debe mantener a su familia. La agente le pregunta cuánto gana. Quinientos dólares. Iguala la cifra y le conmina a que se instale en Barcelona, que es más barata que Londres.

 Vargas Llosa conserva un buen recuerdo de la Ciudad Condal que se remonta a 1958. Recién llegado en barco, camino a la Complutense de Madrid, Vargas Llosa recordará las cuarenta y ocho horas que pasó en una pensión del Barrio Gótico: «Me enamoraron de la ciudad». Aquel mismo año presentó un cuento, «Los jefes» al premio Leopoldo Alas que convoca una editorial médica y entre cuyos impulsores se halla el editor y poeta Enrique Badosa. Su relato se alza ganador y comienza así su relación editorial con la ciudad que poco tiempo después, le consagrará como escritor

Gabo y Mario ya se conocían antes de llegar a Barcelona, los dos tenían dos libros extraordinarios, vidas casi paralelas, incluso compartieron Premio Novel, Garcia Marquez en el año 1982 y Vargas Llosa en 2010.

Gabriel García Márquez, Jorge Edwards, Mario Vargas Llosa, José Donoso, y Ricardo Muñoz Suay junto a Carmen Balcells en casa de la «superagente» durante la despedida de Vargas Llosa en 1974

En Barcelona se inicio una profunda amistad. Los dos compartian agente literario, Carmen Balcells. Los dos se instalaron en Sarrià, la parte alta de la ciudad. Gabo residía en un piso moderno y funcional en la calle Caponata, 6 y Vargas Llosa en la esquina de esta con la calle Osio. Ambos escritores acuden a la pastelería Foix, en la plaza de Sarrià, que regenta el poeta J. V. Foix,. Pese a sus grandes diferencias,  uno tenía maneras de galán a la antigua, llevaba el pelo corto, vestía con sobriedad, era sistemático e hiperriguroso; el otro era pequeño y velludo, llevaba camisas psicodélicas, le gustaba hacer amigos y salir de noche. también compartían amistades en Barcelona que se reunían indistintamente en casa de uno u otro escritor, incluso llegarón a trabajar juntos en la elaboración de una obra que finalmente quedo fustrada por el distanciamiento que se produjo entre los dos amigos, y que tubo como punto algido el famoso puñetazo que le propino Vargas Llosa a Garcia Marquez  que cretifico del distanciamiento permanete entre los dos escritores.

Gabo fotografiado tras el puñetazo de Vargas Llosa
.

Esta amistad se rompió con el paso del tiempo, cuestiones personales y  políticas . Fidel Castro los separó cuando puso a prueba su fidelidad a la Revolución  con el caso Heberto Padilla; y las diferentes actitudes de los dos amigos: Mario se plantó, Gabo se mantuvo con el Castrismo. Puede que hubiera algo más, algo más personal. O eso se cuenta. El asunto, en cualquier caso, terminó en un puñetazo en la cara de Gabo.

 Durante años, se dio por hecho que Mario era muy bueno, pero que el verdadero genio era Gabo. Su Nobel, el de 1982, dio rúbrica a esa ligera superioridad para el colombiano, que además era más simpático y más de izquierdas. Pero ahora, el paso del tiempo y la concesión del Permio  Nobel a Mario “Con las cuentas iguales”, parece ser que 'Conversación en La Catedral' envejece mejor que 'Cien años de soledad'. Para algunos críticos Vargas Llosa ha seguido experimentando, tomando riesgos, lo que lo convierte hoy en un escritor joven, vivo, indispensable»

Fuentes:

http://www.barcelonarutas.com/gabo/
http://www.elperiodico.com/es/noticias/ocio-y-cultura/20101013/barcelones-vargas-llosa/530637.shtml
http://www.elheraldo.co/aniversario/grandes-plumas/preliminares-de-una-trompada-como-empezo-la-pelea-gabito-vargas-llosa
http://www.elmundo.es/especiales/cultura/gabriel-garcia-marquez/vargas-llosa.html
http://www.revistavanityfair.es/celebrities/articulos/asi-era-la-barcelona-que-recibio-a-gabriel-garcia-marquez/18811
http://www.excelsior.com.mx/expresiones/2015/09/22/1046941
http://www.taringa.net/posts/info/18956863/Balcells-fue-la-que-impulso-Garcia-Marquez-y-a-Vargas-Llosa.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios. En breve serán publicados