Ara mateix


Cridem qui som i que tothom ho escolti.
I en acabat, que cadascú es vesteixi
com bonament li plagui, i via fora!,
que tot està per fer i tot és possible.


Miquel Martí i Pol

jueves, 15 de marzo de 2012


Antonio Ordóñez y Ernest Hemingway,
Es moral lo que hace que uno se sienta bien, inmoral lo que hace que uno se sienta mal. Juzgadas según estos criterios morales que no trato de defender, las corridas de toros son muy morales para mí.

Ernest Hemingway

30 comentarios:

  1. El ser buen escritor no implica que se sea de una intachable moralidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que nadie, ni el mismo Hemingway pregone su “moralidad intachable”. él mismo afirma que “las corridas de toros son muy morales para mí.” Pero eso no supone que lo han de ser para todo el mundo.

      Me interesa el tema de la moral. Algo tan íntimo y difícilmente compartido a nivel universal. Me preocupa quienes piensan que existe una “moralidad intachable"

      Eliminar
    2. El nombre de las cosas. Creo que esa es la cuestión. Tengo entendido que la ética es personal y la moral es colectiva. Luego quizá el hablar de moral o moralidad en una cuestión de elección personal de preferencias no sería lo más adecuado. Por ejemplo, la moral (moral colectiva, claro) de un ciudadano inglés medio le impide sentir simpatía por los toros independientemente de que le gusten o no, que los hay a quienes les gusta.
      De todas formas, creo que la afición a los toros es independiente de condicionantes políticos y si se me apura, diría que es más lógico ser taurino que antitaurino. Las razones son muy prolijas de explicar. Pa otro dia.

      Eliminar
  2. ostras!!...me has dejado intrigadísma..Faydit...que es "más lógico" ser taurino que antitaurino??....por qué?..no lo veo....

    ...la moral? la moral es un invento humano...los animales tienen moral?..no..son amorales..y, sin embargo tienen capacidad para compadecerse de otros animales de su especie e incluso de otras especies...y no matan ni hacen sufrir a otros animales por placer...
    ....qué es la moral?.una convención...algo que define lo que está bien o mal en función de épocas y lugares...así que yo me niego a apelar a la moral para explicar estas cosas ..es un recurso muy cómodo cuando se quiere justificar lo injustificable....

    ResponderEliminar
  3. uy...qué fácil es publicar ahora, Icaria...mola...va rapidísimo...muaaaaak

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantado y agradecido de encontrar vuestra colaboración y publicaciones, siempre positivas.

      Eliminar
  4. Considero a eso que llaman moral un concepto vacío, un código de conducta aceptado socialmente, que se sustenta en costumbres y convenciones cargadas de cinismo, prejuicios y desconocimiento, y que varía según culturas y épocas; por tanto es elástica y caprichosa.

    En este sentido, podríamos afirmar que las corridas de toros son morales, pues son aceptadas socialmente y no están sancionadas por el derecho establecido. Sin embargo, es un duelo carente de justicia, y equidad, innoble para el ser humano, donde el animal se encuentra en una condición de desigualdad y desventaja, y donde el hombre pretende reafirmar su "superioridad" sobre el animal, tal vez para suplir alguna carencia. Me parece decadente y deshonesto subyugar, dominar y provocar la muerte a un ser viviente sin ningún sentido, esto no enaltece al ser humano, sino que lo degrada como persona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En febrero de 1929 Lorca invita al torero Ignacio Sánchez Mejías a dar una conferencia en la la universidad de Columbia sobre la Tauromaquia, no se limita a hacer una defensa de la Fiesta como intrínseca a lo español ni intenta justificarla desde postulados artísticos y culturales. Ante los estudiantes americanos, hace una metáfora de la plaza de toros como ámbito en el que se desarrolla la existencia, lo que nos recuerda aquella idea barroca del gran teatro del mundo en el que está presente la lucha por la supervivencia y la tragedia.
      Sin eludir los temas espinosos se anticipa a las críticas que pudiera recibir el arte del toreo por parte de los yanquis menos acostumbrados al tipo crueldad que puede existir en la lidia (aunque sí a otros tipos) y les dicta estas palabras
      «Cuando la humanidad esté en un grado tal de civilización que no quede ninguna crueldad entonces sería cosa de hablar de suprimir las corridas de toros. Pero mientras los seres humanos hablen tranquilamente del número de hombres que cada nación puede matar en un momento determinado, hablar de la crueldad de las corridas de toros es ridículo.»

      Eliminar
    2. Ese endeble argumento de Lorca recuerda a lo acontecido décadas antes, cuando unos pocos ciudadanos españoles propusieron abolir la esclavitud y mejorar las condiciones de vida de la raza negra en la Cuba colonial. Ante tal planteamiento unos cuantos moralistas de este país alegaron hipócritamente que era ridículo tal planteamiento mientras no se mejoraran las condiciones de vida de las clases más pobres en España. Por desgracia, casi un siglo después de las palabras de Lorca, lo que resulta verdaderamente ridículo es pensar que algún día la humanidad deje de ser cruel. Somos una especie condenada al fracaso. Vamos irremediablemente hacia la nada.

      Eliminar
    3. Tu argumentación sobre la esclavitud y la pobreza es lógica y la comparto estas hablando de seres humanos y ponerla aquí me parece incurrir en trampas dialécticas. Existen diferencias entre hombres y animales. Siempre el hombre ha utilizado al animal para su beneficio. Hemos domesticado animales (sin su permiso) Los hacemos dormir en cuadras y pasar frío sin procurarles vestimenta adecuada. Los criamos para comérnoslos y en algunos casos les creamos malformaciones para mejorar su productividad o darnos productos como el Paté. Nunca aceptaré el dolor gratuito en los animales y me causa indignación las peleas de gallos o perros donde no encuentro ningún valor moral
      Todos sabemos la compañía que hacen y la tristeza que da sacrificarlos cuando tienen una enfermedad incurable, sacrifico lógico para evitar su sufrimiento ¿Podemos sacrificar a un ser humano para evitarle el sufrimiento? No hablo aquí de la eutanasia que es otro tema y esta vinculado al derecho a una muerte digna.
      La perdida de un animal de compañía suele aliviarse con la adopción de otro animal. ¿Mitigamos nuestro dolor por la perdida de un ser querido con la adopción de otra persona? No me gusta entrar en este tema, me parece repulsivo, pertenece a nuestra intimidad mas privada, pero con tu ejemplo no me dejas mas remedio que hacerte ver que existen diferencias entre seres humanos y animales.
      La frase a la que «Cuando la humanidad esté en un grado tal de civilización que no quede ninguna crueldad entonces sería cosa de hablar de suprimir las corridas de toros. Pero mientras los seres humanos hablen tranquilamente del número de hombres que cada nación puede matar en un momento determinado, hablar de la crueldad de las corridas de toros es ridículo.» no es de Lorca es del torero Ignacio Sánchez Mejías y francamente me parece muy clara, como retrato de una sociedad hipócrita. Permitimos la pena de muerte, dejamos que se sacrifiquen vidas en guerras, miramos a otro lado cuando medio mundo se muere de hambre, pero nos rasgamos las vestiduras por lo que pasa en una plaza de toros. Pienso que hay un orden de prioridades. No busques en la tauromaquia la razón de la crueldad humana.

      Eliminar
  5. Yo creo, además, que la pervivencia de la tradición de las corridas taurinas..sin modificar en absoluto algunas cosas para adaptarlas a la sensibilidad actual como se ha hecho, por ejemplo, en Portugal..en que no se mata al toro....responde a intereses subrepticios que no acabo de entender..

    ....La Unión europea ha metido mano a muchas costumbres y tradiciones que considera bárbaras o que vulneran los derechos de los animales...en Galicia por ejemplo hubo mucha controversia cuando se prohibió la matanza del cerdo con los métodos tradicionales porque se hacía sufrir mucho al animal...y enseguida salieron argumentos de asociaciones varias que justificaban dichos métodos de forma bastante lógica...entre ellos, no dejó de apelarse a la tradición...bien..pues muchos gallegos, que reivindicamos el respeto por las tradiciones de la tierra no teniamos, sin embargo, ninguna duda de que esa en concreto debia eliminarse, por muy arraigada que estuviese en el pueblo....

    ....en Cataluña se prohibió..a pesar de las protestas de los aficionados a los toros...o sea..que se puede ilegalizar...por qué no se pronuncia al respecto la U.E. y sí lo hace con otras cosas similares?..es más importante eliminar la expresión "hijoputa" de una marca de aguardiente que evitar el sufrimiento gratuito de un animal??....no lo entiendo...

    ..por eso digo que apelar a la moral en este tipo de cosas como en casi todo es inútil como argumento y vacuo como justificación, porque mi moral y la tuya no tienen por qué coincidir...lo que está bien para mi puede no estarlo para tí..y como digo, incluso los legisladores la utilizan según conviene a intereses políticos del momento

    ..deben ser otros los criterios que se utilicen a la hora de juzgar estas cosas...yo propondría entonces no pensar en términos de moral individual..sino.altruísta..es decir..

    ..."todo lo que me haga sentir bien es bueno siempre que no haga sufrir a otros"..

    ¿qué tal este?..a falta de verdades absolutas...como verdad relativa, qué os parece?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las reglas sociales que nos damos para la buena convivencia cambian a un ritmo mas lento que la sociedad, pero cambian. Nada permanece inalterable, lo que ahora es lícito antes no lo era. Es la misma sociedad la que cambia, pero no siempre para bien. Así que tu propuesta de ..."todo lo que me haga sentir bien es bueno siempre que no haga sufrir a otros" tampoco es una verdad absoluta,, trasladaríamos el foco de la discusión a que entendemos por “hacer sufrir” y si realmente nuestras acciones hacen sufrir a otros. En el caso de los humanos esta claro, pueden expresar ese sufrimiento, pero en el de los animales, siempre será la interpretación que demos como humanos si sufre o no el animal, en definitiva dependerá si nos hace sufrir a nosotros como humanos. En el caso de un toro en la plaza, Cierto que existen indicadores de la expresión del sufrimiento, pero. ¿Quién sufre, el toro o el espectador que interpreta que el animal sufre?

      Por otro lado dejar la decisión a la capacidad de sufrir otra persona, puede ser muy restrictivo. Como ejemplo, si yo sufro porque una persona querida pueda tener un accidente de circulación, esta persona debe evitar viajar para que yo no sufra?

      Me parece que entramos en un terreno muy peligroso, sobre la libertad.

      Eliminar
    2. Resulta sorprendente y desmoralizador que a estas alturas de la película exista gente que ponga en duda si los animales son o no son capaces de sufrir.
      Primera acepción del verbo sufrir según el Diccionario de la RAE: Sentir físicamente un daño, un dolor, una enfermedad o un castigo.
      Pues bien. Imaginemos a un bebé de 6 meses de edad. Tiene 6 meses, no es capaz de hablar. Si le partimos uno de sus brazos, está claro que experimentará un gran daño, y nos lo hará saber a través de sus gritos de dolor y de su llanto. Ese ser está sufriendo. Y está sufriendo muchísimo. Cualquier persona mínimamente inteligente se dará cuenta de ello. No hace falta realizar ningún ejercicio filosófico para percibirlo. No hace falta que nosotros interpretemos si sufre o no sufre. ¡Es evidente!. Como también es evidente que sólo a un ser abyecto se le ocurriría cometer semejante monstruosidad.
      Ahora realizamos el mismo experimento con mi gata de 8 años. Le partimos una de sus extremidades. ¿Que crees tú que sucederá?. ¿Cómo reaccionará?. Con toda seguridad ocurrirá algo muy similar, prácticamente lo mismo. No puede hablar. No sabe hablar. Pero sin duda padecerá un enorme dolor, y me lo hará saber a traves de sus lamentos y contorsiones. Ese ser está sufriendo. Nuevamente, cualquier persona con dos dedos de frente se dará cuenta de ello. Nuevamente, es innecesario realizar ejercicio filosófico alguno para percibirlo. Nuevamente, no hará falta que interpretemos nada. Nuevamente, el dolor es evidente. Ni que decir tiene que también, en este caso, el hecho es una monstruosidad.
      Por favor …, no hace falta que digas que el profesor Juan Carlos Illera del Portal ha demostrado “científicamente” que el toro no sufre en el ruedo. No hace falta exhibir a Lorca, a Hemingway, a Goya … No hace falta que argumentes con extrañas cuestiones morales y estéticas. Di simplemente que no te importa el sufrimiento de ese animal. ¡Ya está!. No hace falta más nada. Así de sencillo.
      He echado un vistazo a tu Blog. No lo conocía. Pareces una persona muy culta, educada y sensible, ¡mucho más que el que esto escribe!. Y por ello podría parecer doblemente sorprendente, desmoralizador y doloroso que personas como tú escriban acerca del sufrimiento animal de manera tan desapegada y fría. Y digo podría parecer, porque hace tiempo que llegué a la conclusión de que, en casos como este, esas cualidades son innecesarias. Lo único que es preciso es la empatía, sentimiento que todavía hoy sigo creyendo que es natural en la mayoría de los humanos.

      Un saludo.

      Eliminar
    3. Daniel, pienso que yo y todos los taurinos sabemos diferenciar entre un ser humano y un animal. Pienso que estamos observando esta cuestión desde dos puntos de vista muy diferenciados. Personalmente me gusta la tauromaquia como la lucha entre el hombre y el animal, el arte y la belleza plástica de todo el ritual que surge de esta lucha. No he conocido personas mas preocupadas y sensibilizadas con los animales que los toreros y los ganaderos taurinos. ¿Conoces la vida del toro en el campo?.
      No aceptas, ni tan solo rebates mis argumentos, tanto científicos como artísticos, entonces, ¿En base a que hablamos?
      Comprendo que el dolor infligido a un animal te duela como propio (a mi también) pero pienso que existen partes de esa realidad que desconoces, o tal vez yo vea de forma diferente, no se trata aquí de convencer a nadie, tan solo de exponer ideas y sentimientos a fin de conseguir la mayor empatía posible, pero por todas las partes. No me pidas a mi la empatía que no estas dispuesto a concederme.
      No podemos pretender que todo el mundo este de acuerdo con nuestros planteamientos las 24 horas del día, ni tan tampoco pensar que por unas discrepancias no pueden haber elementos comunes de pensamiento. No acepto tu intento de comparación sobre quien es más culto o sensible, esto no es una competición. Me agradan los elogios que haces hacia el blog, y espero que continúes por aquí y participes de la forma que creas mas oportuna. Como puedes comprobar intentamos que este sea un espacio de debate donde caben todas las ideas expresadas con educación.
      Un saludo.

      Eliminar
    4. Está claro que hablamos de la tauromaquia desde posiciones totalmente alejadas. Y teniendo en cuenta esos posicionamientos resulta imposible comprenderse.
      En ninguna de mis anteriores líneas he intentado comparar quién es más culto o sensible, cuestión que te vuelvo a decir, es absolutamente intrascedente en disputas como esta. Tampoco he tenido la intención de rebatir tus argumentos científicos ni artísticos. Hay decenas de libros y artículos de personas infinitamente más capacitadas que yo, donde se desmontan todos y cada uno de esos argumentos. No tengo el menor propósito de convencerte de nada. Está más que claro que después de tantos y tantos años discutiendo sobre este tema, nadie va a convencer a nadie. ¿Qué importa que me preguntes si conozco la vida del toro en el campo?. Seguramente es muy feliz y se hartarán de pastar y de tocarse las bolas. Esa no es la cuestión. Lo único que he tratado de exponer (mediante el ejemplo del bebé y mi gata), es de si los animales son capaces de sentir dolor. Y eso es innegable. Y por lo tanto no llego a comprender ese amor que tú dices que sienten los toreros y ganaderos taurinos. Por muy bien que se le haya tratado con anterioridad, no se hace daño, conscientemente, a lo que se ama.

      Pero seguramente estaré equivocado, aunque importa bien poco tener o no tener razón en el seno de una especie, que, como te dije en una respuesta anterior, está condenada al fracaso.

      Voy a seguir paseándome de vez en cuando por tu Blog. Estoy convencido que, y perdón por la confianza, nos unen más cosas que las que nos separan.

      Un saludo.

      Eliminar
    5. Ninguno pretende convencer con sus ideas al otro, pero si explicar sus motivos a fin de propiciar un mejor conocimiento de las personas, tratar de comprendernos y facilitar la empatía.
      Tenía mis dudas en tratar este tema en el blog, pero tratándose de un blog en principio sobre cultura, pienso que este tema no debe faltar.
      El tema de la tauromaquia es el que ha generado más entradas en el blog y también el de mayor participación en comentarios, no me extraña, es un tema polémico porque entra en lo más profundo del ser humano, la vida, la muerte, el sufrimiento.
      Estoy convencido que hay muchos más temas que nos acercan que no que nos separan y debemos profundizar en estos, pero también saber discrepar con respeto.
      Repito lo dicho en el anterior comentario, espero que visites más este blog y nos alientes a todos con tu participación.
      Un saludo.

      Eliminar
  6. tolerancia y respeto ,
    libertad de pensamiento,
    libertad de elección,
    libertad de sentimiento,
    el toro bravo NO necesita que nadie lo defienda,
    invito a todos los que piensan que el toro bravo es un animal indefenso a pararse delante del animal que tanto quieren defender…jajajajaja arsa ozú

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo no me pondria delante de un toro bravo de 500kg, por mucho que le hiciera comprender que soy su amigo y no tengo intenciones agresivas.

      Eliminar
  7. icaria..por qué no has publicado un comentario que debía salir después del de anarkhia?..recuerdo ke me fijé bien que ponia.."será visible después de su aprobación"..no entiendo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te pido perdon si todabia no esta publicado. Me parece que he publicado todo lo que he recibido, pero tal vez ha quedado perdido en mi correo, lo revisare, estos días ando un poco liado e intento colgar los comentarios desde otros ordemadores, en cuanto pueda contestare..

      Eliminar
  8. tolerancia y respeto?..toleremos y respetemos la pena de muerte...
    libertad de pensamiento?..al toro no lo matan con el pensamiento..lo matan con la acción
    libertad de elección?...y si alguien elige violar?...
    libertad de sentimiento?.....me remito al segundo aserto...al toro no le importa lo que sientas...pero no lo matas con el sentimiento...haces algo más
    que el toro bravo no necesita que nadie lo defienda?...sí..porque no puede elegir..no se mete él sólo en el coso...listo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No comprendo que tiene que ver “la pena de muerte” o” la violación” con la tauromaquia, comprendo que resulta complicado defender la prohibición de la tauromaquia con argumentos sólidos, hablando exclusivamente de lo que supone la tauromaquia, pero es hacer muchas trampas, intentar mezclarlo con cosas que nada tienen que ver.
      Pena de muerte, libertad de elección. Estos mismos argumentos pueden ser utilizados por los vegetarianos, con los mismos argumentos puedo escandalizarme porque alguien mate a una mosca o una rata (o en este caso el tamaño si que importa).

      Nunca se discute realmente de la tauromaquia, o si se deberían cambiar aspectos del reglamento taurino (existe un reglamento que determina la ejecución de la fiesta). Ningún antitaurino se acerca al debate desde el respeto, siempre se hace desde la prepotencia que da pensar que se pueden dar lecciones de moral.

      Cuidado con según que argumentos, tal vez si preguntamos hoy a la sociedad sobre la pena de muerte nos encontraríamos con una sorpresa y esta mas aceptada de lo que algunos piensan. Mejor no despertar bestias, que me harían vivir en un mundo peor del que vivimos.

      Eliminar
    2. huy ....que me he dicho la buena de vagalume.
      y ahora sin saber la razón de mi forma, aunque ya se perciben en parte.
      si... vale cada puerta tiene dos frentes, de esta manera y que, lo cual uno enfrenta a las personas y el otro a la forma de morir el toro;
      con una descarga eléctrica es mas humano....
      y como vuestra conciencia humana, sentada en el umbral de la puerta de la conciencia verdadera o falsa...pero conciencia, ve que va y, así que, el toro y el torero de la corte celestial,
      puede ser mas fácil así contemplar a la vez tanto hacia el este y el oeste....lista15..

      Eliminar
  9. algo pasa con mis comentarios hoy Icaria..porque he respondido a Auzokide tambien..y tampoco ha salido..no entiendo nada

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La moral se ocupa de las acciones humanas que dimanan de la libre voluntad del hombre. Admitiendo, pues, que la verdadera acción humana es aquella que es libre, la moral no mira si nuestra acción es importante o no, si es eficaz o no, si es aplaudida o no. Lo que cuenta para la moral es si la acción que estamos realizando es buena o mala. Decir por tanto que las acciones son morales o inmorales equivale a decir que las acciones son buenas o malas.
      Hemingway, no defiende esta tesis de moralidad, “Juzgadas según estos criterios morales que no trato de defender” tan solo nos dice que a partir de esta definición la fiesta taurina le parece muy moral.
      Comentas que las poesías, músicas y fotografías te han gustado. Se genera arte con la tauromaquia como fuente de inspiración, esto debería acercarnos a los toros con otros ojos, si mas no con ganas de intentar entender que pasa en una plaza de toros, un lugar donde disfruta gente normal, y personas sensibles, lejos de los crueles y habidos de sangre que algunos quieren etiquetar a las personas defensoras de la tauromaquia.
      Hablamos de vida, muerte, dolor, belleza, y esas cosas pertenecen más al mundo de los sentimientos que de la razón y lo convierte en un debate pasional, donde es complicado buscar puntos de encuentro.
      Personalmente me encuentro feliz del dialogo que establecemos en este blog a partir del tema taurino, donde cada uno defiende sus posiciones con respeto, buscando comprender los motivos que tiene cada uno.

      Eliminar
    2. ¿y porqué no apreciar la belleza y emocionarnos con el dolor y la muerte surgidas a causa del devenir natural de la vida, en vez de fabricar un espectáculo para buscar esas sensaciones?. Un espectáculo, un artificio que supone ser un enfrentamiento entre la razón (del hombre) y el instinto de un animal manipulado. Qué necesidad hay de ello?. Es el afán de dominio del ser humano para afirmarse, un afán que no surge de la naturaleza, ni de la necesidad (como pudo haber sido en un principio), sino de la convención. En efecto la tauromaquia se puede considerar un arte, pero a costa del sufrimiento y muerte impuestas sobre un animal inferior en cuanto a su capacidad racional de defenderse de forma estratégica. Al final el matar con arte, no deja de ser un abuso.

      Eliminar
  11. Quisiera entender, pero no tengo claro los argumentos de los defensores de la tauromaquia respecto a que este arte no sea uno que entrañe crueldad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedo responderte de forma particular, y no necesariamente mi opinión puede estar compartida por otras personas, que participan de mis aficiones.

      Hablas de “la belleza del dolor y la muerte del devenir natural de la vida”. Personalmente, no creo que sea esa la belleza buscada en la lidia. La belleza esta en la lucha entre toro y torero, en la armonía que se da entre los dos. Como dice Fernando Savater: “No es lo mismo disfrutar viendo luchar que disfrutar viendo sufrir: hay códigos de honor y celebraciones simbólicas que pueden no compartirse pero que nadie puede arrogarse la autoridad moral para descalificar sin más.”

      Existe afán de dominio del hombre sobre el animal, pero no exclusivamente sobre el animal, existe afán de dominio del hombre sobre la naturaleza en general, es el afán que lo lleva a descubrir nuevos mundos, o encontrar productos en la naturaleza que sean beneficiosos para el hombre. Sobre el dominio animal podríamos hablar también con los mismos argumentos en contra de la belleza de la “doma de caballos”, o la utilización de las mulas para carga o de los bueyes en tareas campesinas o los Camellos como transporte.

      Ya sabes que el toro de lidia es una raza especial de animal que únicamente se utiliza en la lidia de toros, y sin la tauromaquia esta raza perdería toda razón de existir y desaparecería de la naturaleza.

      La vida de un toro de lidia se desarrolla durante 4 o 5 años en el campo en total libertad y si alguna vez tienes ocasión de tratar con ganaderos de ganaderias taurinas, seguro te transmitirán la pasión y el amor que sienten por sus animales, (nada comparable a los criadores de pollos o cerdos por ejemplo.)

      Son conocidas las teorías de Pávlov sobre todo por formular "la ley del reflejo condicional de estimulo y respuesta", y podemos observar como es lógico que todo animal intenta escapar del dolor que se le produzca, pero el toro de lidia enviste una y otra vez ya sea al picador cuando lo pican o a la muleta del torero, cuando lo mas lógico seria no entrar al engaño. Una parte de esta actitud del animal puede explicarse por su casta y bravura, pero otra parte esta quizás en la sensación o no del dolor.

      El profesor Juan Carlos Illera del Portal, director del Departamento de Fisiología Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid, ha realizado un estudio que demuestra de manera científica que el toro tiene menos estrés durante su lidia que durante el transporte. El toro, ante el dolor, libera unas hormonas, las betaendorfinas, que contrarrestan el sufrimiento, que llega a ser casi nulo. Según estos estudios “el umbral de dolor en los toros es grandísimo. Es decir, durante la lidia liberan diez veces más betaendorfinas que un ser humano.
      (http://www.ganaderoslidia.com/webroot/flash/dolortorolidia.html)

      Comprendo perfectamente que desde fuera de la plaza pueda verse la tauromaquia como “un arte que entraña crueldad” y en parte es así, la vida misma es cruel. Puede que mis razonamientos sean erróneos, (que es posible), pero visto desde mi punto de vista, no tengo esta misma sensación de crueldad que tu percibes.

      Por otra parte, y vista la evolución del pensamiento humano y nuestra forma de vida, la tauromaquia es posible que se convierta en un arte anacrónico que tenderá a desaparecer, pero esto no significa que estemos encaminados a una sociedad mejor y más feliz.

      Eliminar
  12. El pionero Peter Singer dice en “Liberación animal” que protestar contra las corridas de toros mientras se sigue comiendo huevos de gallinas que pasan sus vidas aglomeradas en jaulas “…es como denunciar el Apartheid en Sudáfrica pero asegurarse de que los vecinos no le vendan casas a compradores negros.” La hipocresía es demasiado evidente, pero hay quienes la reafirman con el argumento que lo que ocurre en los camales no se celebra en una fiesta: Dios perdona el pecado, pero no el escándalo.

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios. En breve serán publicados