Ara mateix


Cridem qui som i que tothom ho escolti.
I en acabat, que cadascú es vesteixi
com bonament li plagui, i via fora!,
que tot està per fer i tot és possible.


Miquel Martí i Pol

miércoles, 1 de mayo de 2013

"LA EMBESTIDA DEL TORO" Jose Ortega y Gasset.



 
"La embestida del toro"

"El toro es el profesional de la furia y su embestida, lejos de ser ciega, se dirige clarividente al objeto que la provoca, con una acuidad tal que reaccio...
na a los menores movimientos y desplazamientos de éste. Su furia es, pues, una furia dirigida, como la, economía actual en no pocos países. Y porque es en el toro dirigida se hace dirigible por parte del torero. " (...)

"...La intuición de los terrenos -el del toro y el del torero- es el don
congénito y básico que el gran torero trae al mundo. Merced a él sabe estar siempre en su sitio, porque ha anticipado infaliblemente el sitio que va a ocupar el animal. Todo lo demás, aun siendo importante, es secundario: valor, gracia, agilidad de músculo. "(...)

(...) "... Ahora bien, el toro es el animal que embiste. Comprenderlo




es comprender su embestir. Esto es lo que sonará a desesperante perogrullada, porque se da por supuesto que todo el mundo "comprende" la embestida del cornúpeta. Mas el aficionado que en un tentadero se ha puesto alguna vez delante de un becerro añojo saliendo casi indefectiblemente atropellado, si reflexiona un poco sobre su fiasco caerá en la cuenta de que la cosa no es tan perogrullesca. Porque sabe muy bien que no fue el miedo la causa de su torpeza. Un añojo no es máquina suficiente para engendrar temblores. LA FRUSTRACIÓN FUE DEBIDA A QUE NO "COMPRENDIÓ" LA ACOMETIDA DE LA RES. La vio como el avance de un animal en furia y creyó que la furia del toro es, como la del hombre, ciega. Por eso no supo qué hacer y, en efecto, si el embestir fiel del toro fuera ciego, no habría nada que hacer, como no sea intentar la huida. Pero la furia en el hombre es un estado anormal que le deshumaniza y con frecuencia suspende su capacidad de percatarse.
Mas en el toro LA FURIA NO ES UN ESTADO ANORMAL , SINO SU CONDICIÓN MÁS CONSTITUTIVA en que llega al grado máximo de sus potencias vitales, entre ellas la visión."


 
JOSE ORTEGA Y GASSET.




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios. En breve serán publicados