Ara mateix


Cridem qui som i que tothom ho escolti.
I en acabat, que cadascú es vesteixi
com bonament li plagui, i via fora!,
que tot està per fer i tot és possible.


Miquel Martí i Pol

martes, 1 de mayo de 2018

El escándalo de Eurovisión : 50 años de Serrat en Eurovisión





El 6 de abril se cumplieron 50 años desde que Massiel ganara Eurovisión en Londres quedando  por delante del gran favorito, Cliff Richard, después del escándalo originado por la sustitución de Joan Manuel Serrat.

En 1967, Serrat era un cantautor de la nova cançó catalana. Su representante desde septiembre de aquel año era José María Lasso (también mánager del Dúo Dinámico, por ejemplo), y éste firmó un acuerdo con una discográfica llamada Zafiro para comercializar toda la producción en castellano de Serrat.
Paralelamente, TVE estaba buscando representante al que enviar a Londres para Eurovisión 68, y como era costumbre en la época, hizo una selección entre discográficas, a las que pidió ideas. Zafiro propuso tres canciones: Nos falta fe, de Juan y Junior, El titiritero, de Serrat; y La,la, la, del Dúo Dinámico.
TVE anunció que Serrat sería el representante de España en el Festival de Eurovisión. En cuanto a la canción a interpretar  al final se decidió que "La, la, la" , al considerarse más festivalera. El tema  fue compuesto  por el Dúo Dinámico, quienes, sin embargo, al componerla tuvieron en mente algunos temas y el estilo poético por los que se habían destacado las letras de Serrat: el canto a las cosas sencillas de la vida: la madre, la tierra, el despertar de un nuevo día, la naturaleza.

El 8 de marzo, se emite un especial en TVE,titulado “Asi es…asi canta…asi compone Joan Manel Serrat”, este programa sirve para promocionar en televisón al recien nombrado representante de eurovisión.Canta 4 temas en catalán y los 3 , que hasta el momento había grabado en castellano.
La, la, la se grabó en Alemania en diferentes idiomas para la promoción internacional  con unos arreglos compuestos por Bert Kaempfert (que también había trabajado para Sinatra), aunque por temas fiscales los firmó el delegado de TVE Arthur Kaps..

Durante la grabación de la canción en Alemania, al representante de Serrat se le ocurre que pruebe a grabar una versión en catalán sobre la misma base musical. No tenían letra, pero Joan Manuel es capaz de improvisarla en el momento. Esto es una oportunidad de negocio para ambos, ya que como hemos dicho antes, la discográfica Zafiro (que se estaba haciendo cargo de todo el proceso) tenía los derechos en castellano. La versión catalana, por su parte, se vende a la discográfica  Edigsa (propietaria de los derechos de las canciones en catalán de Serrat), y ambas empresas lanzan sus discos, cada una en el idioma que le corresponde.

Mientras Serrat está de promoción por Europa cantando el La, la, la en programas de radio y televisión, en Barcelona las cosas empiezan a caldearse. Siempre ha sido un cantautor en catalán y sus fans y algunos miembros de la élite cultural catalana empiezan a presionar para que la interpretación sea en catalán. A su casa comienzan a llegar discos rotos y cartas con insultos y amenazas.

Desde Paris, El 25 de marzo, es decir, menos de dos semanas antes de su celebración (6 de abril),  Serrat envió una carta al director general de radio y televisión, en la que pide que acepte su renuncia a participar en eurovisión, si no es cantando el La,la,la…en catalan, su idioma. Serrat dá una rueda de prensa para explicar sus motivos y razones y todo eso , lleva a que se inicie una campaña brutal de toda la prensa ,en contra del artista,llegando a censurar la difusión de sus canciones  en TVE y RNE.

Cuenta ahora el carismático cantautor que “fue un decisión larga y muy meditada.Yo llevaba mucho tiempo hablando con la gente de TVE sobre la posibilidad de que eso podría ocurrir. Es más, ya habíamos grabado en Hamburgo distintas versiones de La, la, la en varios idiomas con el director musical] Artur Kaps y el arreglista Bert Kaempfert , para poder promocionar el tema en distintas televisiones europeas. Y una de las versiones que hicimos fue en catalán. Nadie me dijo nada oficialmente hasta unos días después, cuando en una recepción en Madrid me vino Rosón [director general en esa época de RTVE] y me dijo: ‘Oiga, Serrat, ¿usted quiere ser un artista internacional o provinciano?’ No le respondí, pero en ese momento lo vi todo clarísimo”.



 Zafiro, que ha hecho toda la inversión económica, se arruinaría, ya que no tendría los derechos de la canción eurovisiva en catalán, propiedad de Edigsa. Para salir del paso, el representante de Serrat tiene una idea: que cante la canción en castellano pero con una estrofa en catalán. Para los fans sería todo un logro, y para TVE una manera de dar una imagen moderna y tolerante de la dictadura, además de que así Zafiro no perdería la inversión.
La versión más extendida —y que Serrat nunca ha negado— sobre a qué se debió este insólito hecho es que Serrat había decidido no cantarla si no podía hacerlo en catalán, a modo de plante que pretendía llamar la atención sobre la situación marginal en la que se mantenía a la lengua catalana en los años de la Dictadura. Al parecer se trataba de que Serrat cantara un verso de la canción en catalán durante el festival, la mejor manera de conseguir eso sería decir que exigía cantar toda la letra en catalán para, más tarde y tras una supuesta negociación con las autoridades, llegar a un compromiso que le permitiera al menos cantar el ansiado verso.



Parece ser que a Franco no le gustó nada la idea, lo que le valió a Serrat un prolongado veto en la radio y la televisión nacional.
TVE y Zafiro se reúnen para elegir a otro cantante que tenga contrato con la discográfica para que se encargue de cantar el La, la, la en Londres. Las dos opciones son Marisol (que lo rechaza) o Massiel, que estaba de gira en México y a la que convencen rápidamente.

El "La, la, la" se va a cantar en castellano, Massiel va a sustituir a Serrat; vuelve a España, graba la canción sobre el playback musical que se hizo en Alemania para Serrat y se dispone a ir a Londres. Pero en TVE están aterrados por si, después de la polémica y de haber hecho que la BBC cambiase todos los programas y materiales promocionales, quedan en mala posición. Así que, la gente se pone en movimiento. Hay que tocar todos los resortes: Intereses, amistades, presiones, etc. Un personaje de la Casa sale en avión para Belgrado a fin de tener una entrevista con Olga Botsikovich del diario Polik, con la que previamente ha hablado quien puede hacerlo. La casa discográfica se encarga de Italia y Francia, con cuyos jurados tiene buenas conexiones.

Paralelamente, el Régimen censuraba a Serrat . Cumpliendo órdenes más o menos solapadas, las tiendas especializadas retiraron sus discos de las estanterías –aunque seguían vendiéndolos bajo cuerda–. Las emisoras públicas y un buen número de privadas dejaron de "pinchar" sus temas, y TVE le incluyó en su lista de individuos "non gratos" a la Casa.

"No fue una anécdota, fue algo muy duro... Bastaba que dijeras: o canto en catalán, o no canto, para que automáticamente fueras condenado y se estableciera contra ti un auto de fe. Te esperaba la hoguera. De hecho, en varios lugares del Estado español fueron quemados mis discos, y en algunas emisoras oficiales los inutilizaron con cinta adhesiva... Estuve seis años sin aparecer en TVE, y durante bastante tiempo hubo sobre mis actuaciones la amenaza cierta del boicoteo. Fue una época dura. Pero la vida es muy curiosa. De esta situación tremenda surgieron mis viajes a América y el descubrimiento de un mundo que para mí ha sido fundamental." (Declaraciones de Serrat sobre el asunto)

Fue un pequeño terremoto que sacudió al régimen franquista a escala popular, sin duda. Sobre todo por su repercusión mediática, por la entidad de sus protagonistas y por su trasfondo político. Y es que no solo el aficionado de Joan Manuel Serrat sino prácticamente cualquier ciudadano de la España de 1968 tuvo conocimiento de lo que pasó aquel año, en buena medida porque Televisión Española monopolizaba el contenido de los receptores del ciudadano televidente y, también, porque el Festival de Eurovisión era un acontecimiento anual de seguimiento masivo.

Las consecuencias de esa decisión ya son conocidas. Las reacciones públicas del establishment y aledaños fueron innumerables y motivó una represalia personal  y profesional contra Serrat que le obligo. a marchar a París y después a México, exiliandose para poder vivir y trabajar ya que en España le hicieron un boicot brutal, tuvieron que pasar 6 años para que en 1974, la televisión pública española le levantó el veto con un programa especial titulado  A su aire” grabado en el Casino de la Aliança del Poble Nou de Barcelona.

Serrat comenzó a escribir canciones cuando el hecho de escribir en catalán representaba una definición de pueblo y una herramienta de lucha antifranquista. Su evolución responde a su voluntad de comunicarse y acercarse a las cosas, de reconocer que lo uno no es enemigo de lo otro. “Cuando me han preguntado cómo me sentía más a gusto, lo tengo muy claro: canto y escribo en aquello que le molesta al otro que yo haga. Si alguien me prohíbe cantar en catalán, inmediatamente canto en catalán, si a alguien le molesta que cante en castellano, inmediatamente canto en castellano. Para mí es algo tan natural como que las uñas crecen“.


El Noi del Poble Sec, veterano en su dni, inconformistamente joven en su juicio crítico ha sido tildado de fascista hace unos meses cuando cuestionó el 1-O,  cree que la percepción que tuvo la gente hace ya medio siglo de aquellos acontecimientos “dependió mucho de qué medios leían, algo que sigue prevaleciendo en la actualidad aunque de otra manera”. Y se reafirma en lo que ha  repetido desde hace decenios: “pienso que era una oportunidad importante para movilizar el problema en Catalunya, y de que en el resto de España la gente fuese consciente de aquí convivíamos y convivimos gentes de formaciones y culturas diferentes”. No hace mucho completaba esta visión en el programa El intermedio : “dejarme cantar una canción en catalán en un festival internacional pensaba que era un buen negocio para el régimen (...) hubiera sido una muestra al mundo de que España respetaba su diversidad cultural, siendo mentira que la respetaba, pero hubiera sido de un Gobierno inteligente”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios. En breve serán publicados