Ara mateix


Cridem qui som i que tothom ho escolti.
I en acabat, que cadascú es vesteixi
com bonament li plagui, i via fora!,
que tot està per fer i tot és possible.


Miquel Martí i Pol

jueves, 3 de julio de 2014

traje de luces


El traje de los toreros era, en principio, el mismo del pueblo del que formaban parte, pero poco a poco fue distinguiéndose del de la masa, recuperando las hebras de plata y oro de la nobleza suplantada en la arena... Además, la vestimenta consagra su singularidad como oficiantes de un rito que se sitúa más allá de la sociedad y de la vida corriente… el carácter ajustado de la taleguilla resalta los atributos masculinos, con lo que denota el dominio del hombre sobre la bestia, pero que, por el contrario, la montera, debido a su color y consistencia, acerca curiosamente al matador y a su adversario, con lo que se establece una sutil metáfora del Minotauro… algunos motivos que decoran el traje o el capote de paseo se remiten al mundo vegetal o religioso, con lo que invocan a la vez el impulso vital y el poder de quien lo supera
François Zumbiehl


Se llama traje de luces a la indumentaria que visten los toreros en la corrida de toros. Su nombre responde a los reflejos que producen las lentejuelas que lo cubren. Está fabricado en seda y cubierto de color oro o plata.

El traje es una vestimenta tradicional que procede del traje de los majos de finales del siglo XVIII y que acabó convirtiéndose en una ropa exclusiva para ejercer el ritual taurino. Con posterioridad le fueron añadidos diversos adornos, como la montera, los bordados y los alamares.

Antes del XVII

El toreo no era considerado como una profesión y los lidiadores vestían con su ropa habitual; según su situación social: la de caballeros o pajes. El toreo a caballo era entonces considerado más un deporte que un espectáculo; donde los caballeros eran ayudados desde la arena por los pajes (el de a pie no se consideraba relevante)

Los primeros trajes de toreros de a pie datan del siglo XVII, cuando los toreros profesionales navarros y andaluces junto con sus cuadrillas acudían a las fiestas con indumentarias específicas para la”.actuación “, circunstancia que identificaba al grupo como bandas de toreros


siglo XVIII

El uso de trajes se generalizó, especialmente en Navarra. Para los toreros contratados por los ayuntamientos, se les denominaba Toreros de Banda, el ayuntamiento disponía de la indumentaria; mientras que se denominaban Toreros de Ventura a los que acudían voluntariamente al evento

Por esta época el toreo a pie competía con el de a caballo, se inventa la muleta y se introduce la suerte de matar al toro cara a cara a pie

 los toreros usaban “calzón y coleto de ante, correón ceñido y mangas atacadas de terciopelo negro, para resistir las cornadas

dibujo de Miranda a Francisco Romero
El Coleto era una vestidura hecha de piel por lo común de ante, sin mangas, abierta por delante. Por su flexibilidad y dureza, el ante era el material preferido en aquella época para confeccionar los trajes de toreros. Sus cualidades permitían la libertad de movimiento con una cierta protección frente a los posibles rasguños ocasionados por los pitones.

En 1730, la Maestranza de Sevilla se encarga de vestir a los toreadores contratados con vestidos de color grana con galón blanco; acabó siendo el uniforme oficial de la Maestranza. Este encarnado y blanco se mantuvo durante más de de 60 años como uniforme oficial.

En Madrid, Granada y Aranjuez, los toreros tenían cierta libertad en los colores y adornos de sus trajes, siempre que fueran sobrios



Fue Joaquín Rodríguez«Costillares» el primero en pedir, en 1793, a la Maestranza de Sevilla que los diestros de a pie usaran galones de plata, privilegio del que ya gozaban los picadores, (antiguamente con más rango que los lidiadores). Con Costillares tuvo lugar una evolución en el diseño del traje de torear. Juan de la Cruz, pinta a Costillares con un traje de los manolos del XVIII, chaqueta media larga; cuerpo de seda y muchos adornos, ondas y botones con filigranas. Hombreras y charreteras anchas de cinta de seda. Mangas estrechas con ojales y botoneras. Resalta la gran faja de seda roja lazada al lado izquierdo. Calzón ancho con botonaduras en los laterales y cerrado por debajo de la rodilla. Medias claras de seda y zapatos bajos con lazos de adorno. Este último detalle se mantiene en los trajes actuales.

En todos los cuadros de Goya representa al torero con un tocado en la cabeza y el pelo recogido en una redecilla negra, igual que en el cuadro de Juan de la Cruz a Costillares.

La larga coleta y la forma de recogerlo, posiblemente se justificaba para proteger la cabeza en caso de golpe por caída. En muchos casos la redecilla negra quedaba rematada por un lazo de seda negro en lo más alto de la cabeza.

Siglo XIX

Francisco Montes “Paquiro”fue un gran innovador en el toreo y también en el diseño de los trajes de faena. Entre 1830 y 1835, “Paquiro” se presenta sin la típica redecilla y aparece con la montera. Las primeras monteras eran de gran tamaño y más altas que las actuales; realizadas en astrakán y adornadas con borlas en los laterales .

“Paquiro” introduce en el traje las “luces”. Las lentejuelas es lo más novedoso, junto con los alamares o botones de adorno. Los machos se introducen en el diseño original para apretar y asegurar la posición de la taleguilla y de la chaquetilla. Las hombreras crecen en tamaño y la chaquetilla se acorta eliminándose los faldones dejando lucir la faja . El material más utilizado para la taleguilla o calzón es la seda torzal para que se acoplen perfectamente a la pierna.

Francisco Montes “Paquiro”

La chaquetilla se hace más ancha, abriéndose por las sisas, para facilitar la libertad de movimiento de los brazos. Aparecen los bolsillos rematados con pañuelos. La espalda está bordada y con cordones

El elemento imprescindible de la indumentaria: la montera,«toque de distinción que tuvo como origen el deseo de lidiadores plebeyos de emular a nobles y caballeros que alanceaban toros y que se cubrían y protegían con cascos». La montera está hecha de terciopelo o felpa de color negro.

Con la utilización de la montera, la larga coleta se sujetaba en una moña de gran tamaño. Posiblemente este sea el origen de la actual coleta o castañeta postiza que hecha de cordón de seda negro, siguen utilizando los toreros actuales sujetándola con un pasador por la ausencia de la coleta. En las corridas goyescas, como la tradicional de Ronda, los toreros lucen todavía las redecillas.

La camisa típica, de color blanco, tenía dobles ojales en el cuello con cuatro botones. La corbata era ancha y se denominaba pañueleta, debía ser de igual color que el de la faja. En la actualidad la corbata ha sido reducida a la mínima expresión y se denomina corbatín.

De este modo, se llegó altraje de luces actual -fabricado sobre todo con nailon y poliéster-,compuesto por chaquetilla, chaleco, taleguilla, camisa, medias, montera y zapatillas

Siglo XX

Después de los cambios introducidos por Francisco Montes “Paquiro”, el traje de luces actual difiere más bien poco del utilizado en el siglo XIX. Los cambios han ido en la línea de la comodidad y la sencillez.

La taleguilla, y la chaquetilla siguen estando bordadas en seda , ahora un film protector impermeable a la sangre. El chaleco, se borda a mano sólo por su parte delantera con lentejuelas y canutillo de oro y plata normalmente. La taleguilla va muy pegada al cuerpo para evitar enganchones, se sujeta con tirantes unidos a ella con cierres de cuero. Debajo de la taleguilla el torero se pone otro calzón interior y unas media blancas que van debajo de las rosas.

La chaquetilla tiene aspecto de coraza, y lleva muchas capas de entretela con objeto de darle forma rígida

Las zapatillas o manoletinas son muy flexibles y para algunas ocasiones llevan tacos como las botas de fútbol.

El peso del traje es de unos 4 o 5 Kg. Se tarda unos 40 días en su confección y no se suele utilizar más de 4 veces.

Los Colores

El vestido de torear constituye uno de los principales elementos de la rica paleta de colores en la que se convierte el ruedo de las plazas. Con escasas variaciones en su diseño ha seguido una trayectoria interesante en cuanto se refiere a las múltiples combinaciones de colores que se han utilizado a lo largo de los tiempos, un elemento que, a su vez, no está exento de una rica gamas de sucedidos y de anécdotas

En cuanto a los trajes de luces existe una gran variedad de colores. Los tonos claros y oscuros tienen multitud de variedades y de nombre. En cuanto al color azul podemos encontrar: cielo, espuma de mar, pavo, purísima, nazareno…Con el rojo pasa lo mismo: sangre, grana… Y así con todos los colores como barquillo, oliva, catafalco, tabaco o palo. Todos los nombres identifican un color, un color que compone el traje de luces, un traje de luces que puede ser de oro, plata o azabache. En el caso de los toreros pueden elegir la variedad e ir, por ejemplo de azul pavo y oro, de grana y azabache o de blanco y plata. Por el contrario, los subalternos, no puede llevar un traje en oro, por lo que su vestido ha de ser de plata o azabache. Los picadores sí pueden lucir oro en sus chaquetillas. Por tanto una variedad cromática muy amplia y numerosas combinaciones para el traje de luces con el que, en cada tarde el espada se enfrenta al toro.

diseño de Pablo Ruiz Picasso, para Luis MiguelDominguín
Pablo Ruiz Picasso, diseñó un vestido para  Luis MiguelDominguín. Actualemnte se  celebra una corrida en Málaga denominada Picassiana; donde los toreros se lucen con trajes el estilo y visión del color y la forma del pintor malagueño.


diseño de Giorgio Armani  para Cayetano Rivera Ordoñez
Con la escusa de actuar en“corridas goyescas” otros maestros encargaron sus modelos a figuras de la moda, como el caso de Enrrique Ponce, con uno de Lorenzo Caprile. O Cayetano RiveraOrdóñez, con traje de Giorgio Armani para la corrida de Ronda de 2008. De inspiración goyesca estaba realizado en color 'greige' ( gris y beige ) y bordado con cristales y plata, el traje fue confeccionado por el sastre madrileño Santos García. En estas corridas los toreros lucen todavía las redecillas.
 

diseño de Lorenzo Caprile para Enrrique Ponce
En corridas especiales como festivales benéficos o tientas en el campo los toreros suelen vestir de corto, con el típico traje campero


Manuel Jesús "El Cid" en el Festival de Manizales
Como en casi todo, bajo los códigos de la ropa taurina late el impulso erótico. "Ahora se usa más el corbatín (corbata estrecha a la manera francesa), pero antes se prefería la pañoleta, que viene de la época del romanticismo. El torero siempre ha tenido que mantener una actitud pretenciosa, pendenciera y galante. Por eso le pedía a la mujer que le gustaba su pañoleta. Y ella, pues se sentía muy orgullosa de vérsela puesta al cuello. Si es que todo esto es un rito: el del gallo y la gallina".

EL RITUAL DE VESTIRSE DE TORERO : MAESTRO... ES LA HORA 



El traje de torear es una prenda llena de magia que tiene su propio rito y orden a la hora de vestirse el matador, siempre con la ayuda de su Mozo de Espadas: primero las medias de algodón, luego la taleguilla y sujetar los machos, antes de terminar de abotonarla se coloca la camisa, la zapatillas, la faja y el corbatín, el añadido y por último el chaleco y la chaquetilla. Tiene sin duda alguna una importancia vital dentro del festejo no sólo por su valor material sino también artístico, capaz a veces de revelar la personalidad del torero. Por su singular belleza y espectacularidad es un elemento más que sumado al conjunto de la fiesta la convierte en un rito incomparable a cualquier otro espectáculo.


El sastre taurino Antonio López afirma que:"Es un proceso lento. Se preparan así porque ese día puede ser su último día. Es como si se entregaran. Delante del espejo van madurando sus miedos. Creciéndose, dándose ánimos".





PARTES DE LA INDUMENTARIA

·    Montera: es el sombrero que usa el torero y sus subalternos. Se trata de una prenda negra, redonda con dos piezas salientes en los laterales. La viste el torero durante el paseíllo y en los dos primeros tercios de la faena (suerte de varas y de banderillas), momento en el que se descubre y brinda el toro con ella. La introdujo Paquiro, como sustituto a la redecilla que empleaban los majos para recogerse el cabello.

·    Corbatín: cinta que se anuda al cuello a modo de corbata.

Alejandro Talavante
·    Chaquetilla: es una chaqueta corta y rígida, con hombreras, abierta por las sisas para permitir el movimiento de los brazos. Debajo de la chaquetilla va la camisa, el chaleco, el corbatín o pañoleta y la faja.

·    Taleguilla: es un pantalon muy ceñido (para evitar enganchones) desde la cintura hasta debajo de la rodilla, ajustada mediante cordones rematados en machos o borlas. Se sujeta a los hombros mediante tirantes. Debajo suele llevarse un calzón protector.

·    Medias: se utilizan dos pares de medias. Las de debajo son blancas, de algodón, y las superiores, rosas, de seda.

·    Camisa. Es blanca.

·    Zapatillas: Son planas, de color negro y están adornadas con un lazo.

·    Capote de paseo: una capa corta de seda, con múltiples y lujosos bordados, que el diestro se anuda ritualmente al cuerpo para efectuar el paseíllo. Completado este, se deja en el muro o se confía su custodia a algún conocido del público. Su función es únicamente ornamental.

·    Coleta: en el siglo XIX los toreros se dejaban crecer una coleta que trenzaban en un moño (llamado moña), vago recuerdo de los tiempos de las pelucas del siglo XVIII. La coleta servía además para amortiguar el golpe en caso de caída. Al retirarse, el torero se cortaba la coleta, expresión que ha pasado al lenguaje popular como sinónimo de abandonar una profesión. Juan Belmonte fue el primero que prescindió en activo de la coleta natural y, desde entonces, los toreros usan un postizo llamado castañeta.

·    Castoreño. Sombrero del picador. Es redondo, de color claro y confeccionado con piel de castor.



Fuentes 





CAPOTE

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios. En breve serán publicados