Ara mateix


Cridem qui som i que tothom ho escolti.
I en acabat, que cadascú es vesteixi
com bonament li plagui, i via fora!,
que tot està per fer i tot és possible.


Miquel Martí i Pol

lunes, 5 de mayo de 2014

Silvio Rodríguez




Silvio Rodríguez Domínguez (San Antonio de los Baños, 1946) es un cantautor, y poeta exponente de la música  surgida con la Revolución cubana, conocida como la Nueva Trova Cubana, que comparte con otros reconocidos cantautores tales como Pablo Milanés, Noel Nicola y Vicente Feliú.


En 1961 fue uno de los 100 mil jóvenes que integraron las brigadas “Conrado Benítez” y se fueron al campo a alfabetizar. En 1962 se inició como aprendiz y dibujante en el semanario Mella, donde tuvo como maestro a Virgilio Martínez. Allí, compuso su primera canción: “El rock de los fantasmas”. En 1963 recibió clases de piano de Amelia Fabré Obregón y matriculó en la Academia de Artes Plásticas “San Alejandro”.



El debut musical de Silvio Rodríguez se produce en  1967 en el programa de televisión «Música y estrellas»,al cual asistió como invitado de su conductor musical Mario Romeu.
 Entre noviembre de 1967 y mediados de 1968, trabajó como conductor del programa de televisión Mientras tanto, transmitido los sábados por la noche. El programa reunía a artistas plásticos, escritores, cineastas y músicos consagrados e incipientes. Por este programa pasaron Bola de Nieve, OmaraPortuondo , Elena Burke, Pablo Milanés y Noel Nicola




Silvio Rodríguez y Pablo Milanés

 En febrero de 1968, Haydee Santamaría lo invitó a cantar en la Casa de las Américas, donde compartió con Noel Nicola, Pablo Milanés, Martín Rojas, Eduardo Ramos y Vicente Feliú el concierto fundacional de la nueva trova, de la que fue uno de sus guías. Entre 1969 y 1970 viajó por las costas de África en varios barcos de pesca, en los que compuso 62 canciones. A su regreso hizo tres recitales en la sala de teatro Hubert D’ Blanck, colmada de jóvenes. A propuesta de Alfredo Guevara, fue uno de los fundadores del Grupo de Experimentación Sonora del ICAIC, que se especializó en la banda sonora del cine y recibió clases de Leo Brouwer, Juan Elósegui y Federico Smith.
En esta etapa Silvio Rodríguez lanzó su primer EP, Pluma en ristre, conformado por cuatro canciones, y compuso varias otras, tales como la conocida «Canción del elegido”, y compone las bandas sonoras de varias películas y documntales.



En 1974 comenzó a grabar su primer disco en solitario, “Días y flores”, producido por Frank Fernández, que vio la luz en 1975. . Tanto en España como en Chile, en medio de las dictaduras de Francisco Franco y Augusto Pinochet, el disco fue parcialmente censurado, eliminándose los temas «Días y flores» y «Santiago de Chile», este último en franca oposición con el Régimen Militar iniciado dos años atrás. Debido a la ausencia de la canción que da nombre al disco, éste cambió su nombre en dichos países por el de Te doy una canción





Silvio Rodríguez en  Angola, mayo de 1976.

En 1976, cuando la Sudáfrica del apartheid invadió a Angola, recorrió dos veces los frentes de combate, cantándoles a las tropas cubanas y angoleñas.
A partir de 1977 viajó intensamente por toda América y Europa. Hizo giras y grabó con los grupos Afrocuba, Irakere y Diákara. Colaboró con la Camerata Brindis de Salas y con la Orquesta Sinfónica Nacional.



En 1977 publicó un su primer álbum recopilatorio, compuesto por diez canciones grabadas a principio de los años 1970 con el GESI y en distintos EP, denominado Cuando digo futuro. La canción que da el nombre al disco fue versionada con arreglos más modernos en 1986, para el álbum Causas y azares. Además aparecen versiones de temas que serían publicados en su siguiente álbum oficial.




En Madrid, en una España ya sin dictadura, grabó su segundo disco oficial, Al final de este viaje, en dos sesiones de trabajo y acompañado solo por instrumentos acústicos. Este álbum se lanzó en 1978 e incluye algunas de sus primeras canciones, como «Ojalá», «La era está pariendo un corazón» y «Canción del elegido».



Ese mismo año viajó por primera vez a Estados Unidos, donde actuó junto a Pete Seeger, y posteriormente a Dinamarca, Noruega y Suecia, invitado a este último país por Olof Palme, líder del Partido Socialdemócrata.

En 1982, a dos años de Rabo de nube, apareció su quinto álbum oficial, Unicornio, que incluye su famoso tema homónimo, y donde está acompañado, a diferencia de en sus álbumes anteriores, por una orquesta en la cual destacan los instrumentos de cuerda. Es a través de este disco, que incluye «Canción urgente para Nicaragua», en homenaje a la Revolución Sandinista, que Silvio Rodríguez adquirió notoriedad internacional, en especial en los países de habla hispana.



Desde 1989 comenzó a colaborar con varios artistas emergentes, tales como los españoles Taller Canario y algunos músicos de la llamada Novísima Trova Cubana, como es el caso de su compatriota CarlosVarela.


En 1990 partió a una nueva gira, esta vez con el grupo Irakere y el pianista ChuchoValdés. Tras el término de la dictadura en Chile, realizaron en este país un concierto en el Estadio Nacional de Santiago, ante ochenta mil personas, del cual saldría el primer álbum en directo que sería considerado como oficial en su discografía, un álbum triple (doble como CD) titulado Silvio Rodríguez en Chile, que incluye canciones inéditas tales como «Venga la esperanza» o «El hombre extraño», dedicada a Víctor Jara.



En 1992 apareció su noveno álbum de estudio, Silvio, como primera parte de la trilogía que se completaría con Rodríguez (1994) y Domínguez (1996) y que se extendería a una tetralogía con Descartes (1998), disco que incluiría aquellos temas que se descartaron para los tres anteriores. Rodríguez está dedicado a su padre Dagoberto Rodríguez, fallecido ese mismo año (1923-1994), mientras que Domínguez está dedicado a su madre Argelia Domínguez. Descartes, por su parte, está dedicado para ambos


En la década de los 90 alentó y contribuyó a la construcción de los estudios de grabación “Abdala” y “Ojalá”, en La Habana, y el “Eusebio Delfín”, en Cienfuegos. En 1985 le fue otorgado el Premio Luigi Tenco (San Remo, Italia). En 1993 fue elegido Diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular, cargo que ocuparía durante quince años de la que se retiró en 2008.




 En 1997 fue nombrado Artista UNESCO por la Paz. En 2004 recibió el Premio Nacional de Música; en 2006 el Premio Latino por toda una vida, de la Academia de las Artes y las Ciencias de la Música de España. En 2010, luego de 30 años de exclusión, puede volver a los Estados Unidos y realiza un memorable recorrido. Poco después hace un concierto en las calles de Medellín (Colombia), otro en Ciudad Juárez, y recibe el doctorado Honoris Causa de la Universidad Veracruzana, con sede en Xalapa, México. Un año después, en 2011, recibe también el título de Doctor Honoris Causa de la Universidad Autónoma de Córdoba, Argentina.
Silvio Rodríguez con Joaquín Sabina y Joan Manuel Serrat.

El 9 de mayo de 2010, Silvio Rodríguez empezó a publicar su propia bitácora personal en línea, la que tituló como su último álbum, Segunda cita, y a través de la cual comenta acerca de temas históricos, deportivos, políticos y culturales. Exactamente un año más tarde, el 9 de mayo de 2011, crea además su propio sitio web, llamado Zurrón del aprendiz. En él se pueden encontrar, entre otras cosas, un detallado listado de canciones inéditas, fotografías de distintas épocas del cantautor y varias entrevistas.

Entre los discos más relevantes del cantautor pueden mencionarse algunos de los primeros, tales como Días y flores (1975), Al final de este viaje,(1978)Mujeres (1978) , Unicornio (1982) y Rabo de nube (1980).










Álbumes de estudio


Álbumes en vivo

Álbumes recopilatorios

EP

Tributos




Obra escrita

Premios



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios. En breve serán publicados