Ara mateix


Cridem qui som i que tothom ho escolti.
I en acabat, que cadascú es vesteixi
com bonament li plagui, i via fora!,
que tot està per fer i tot és possible.


Miquel Martí i Pol

lunes, 23 de abril de 2012

Día de Sant Jordi

 

Había un dragón que atacaba al reino. Muertos de miedo, los habitantes decidieron entregarle cada día dos corderos al dragón para satisfacer su hambre y que no atacase la villa. Pero cuando los animales empezaron a escasear se decidió enviar a una persona  y un cordero. Debía ser la princesa quien fuera devorada  para acompañar al cordero. Sea como fuere, de camino hasta la cueva del dragón, la princesa se encontró al caballero Jorge y éste, matando al dragón clavándole su espada, la rescató. De la sangre que brotó del cuerpo sin vida del monstruo nació una rosa roja que el caballero le entregó a la princesa.

La costumbre de que el hombre regale una rosa a la mujer se remonta, problablemente, al siglo XV.   La rosa roja (que simboliza la pasión) debe ir acompañada de  una espiga de trigo (símbolo de la fertilidad).
El Día de Sant Jordi tiene un aspecto reinvindicativo de la cultura catalana .

 En toda Cataluña se venden rosas y libros,  ya que el 23 de abril es oficialmente el día del libro por ser el día (de 1616) en que murieron Miguel de Cervantes y William Shakespeare

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios. En breve serán publicados