Ara mateix


Cridem qui som i que tothom ho escolti.
I en acabat, que cadascú es vesteixi
com bonament li plagui, i via fora!,
que tot està per fer i tot és possible.


Miquel Martí i Pol

sábado, 2 de marzo de 2013

Abaham Lincoln a los sindicatos de New York

 






 
“vosotros habéis entendido mejor que nadie que la lucha para terminar con la esclavitud es la lucha para liberar al mundo del trabajo, es decir, a liberar a todos los trabajadores. La liberación de los esclavos en el Sur es parte de la misma lucha por la liberación de los trabajadores en el Norte”
 
Abaham Lincoln a los sindicatos de New York

4 comentarios:

  1. La Brigada Lincoln o Batallon Lincoln. Inspirados en la memoria de Abraham Lincoln vinieron a España a luchar contra el fascismo. http://www.youtube.com/watch?v=cprXChb1Ws4 ( Kika )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un recuerdo a la La Brigada Lincoln, que junto con el resto de brigadas internacionales demostraron que la lucha por la libertad es cosa de los seres humanos y no de las naciones.

      Eliminar
  2. La Guerra Civil Americana que se libró entre los Estados industriales del Norte y los sublevados Estados esclavistas del Sur, no fue solo un conflicto local. La clase obrera de Inglaterra se opuso a la política de su burguesía nacional, que apoyaba a los plantadores esclavistas, e impidió con su acción la intervención de Inglaterra en la contienda, a pesar de las privaciones que supuso para los trabajadores europeos la llamada "crisis del algodón".
    En ese contexto, Karl Marx, el cual llegó a referirse a Lincoln como "Hijo predilecto de la clase trabajadora", le enviaría la siguiente misiva con motivo de su reelección , según una decisión acordada por del Consejo General de la Asociación Internacional de Trabajadores:
    "(...) La clase trabajadora de Europa comprendió de golpe, ya antes de que la intercesión fanática de las clases superiores en favor de los aristócratas confederados le sirviese de siniestra advertencia, que la rebelión de los esclavistas sonaría como rebato para la cruzada general de la propiedad contra el trabajo y que los destinos de los trabajadores, sus esperanzas en el porvenir e incluso sus conquistas pasadas se ponían en tela de juicio en esa grandiosa guerra del otro lado del Atlántico. Por eso la clase obrera soportó por doquier pacientemente las privaciones a que le había condenado la crisis del algodón [3], se opuso con entusiasmo a la intervención en favor del esclavismo que reclamaban enérgicamente los potentados, y en la mayoría de los países de Europa derramó su parte de sangre por la causa justa.
    Mientras los trabajadores, la auténtica fuerza política del Norte, permitían a la esclavitud denigrar su propia república, mientras ante el negro, al que compraban y vendían, sin preguntar su asenso, se pavoneaban del alto privilegio que tenía el obrero blanco de poder venderse a sí mismo y de elegirse el amo, no estaban en condiciones de lograr la verdadera libertad del trabajo ni de prestar apoyo a sus hermanos europeos en la lucha por la emancipación; pero ese obstáculo en el camino del progreso ha sido barrido por la marea sangrienta de la guerra civil (...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parecen dos momentos históricos completamente aislados, pero Lincoln y Marx tienen muchas cosas en común..

      Eliminar

Gracias por tus comentarios. En breve serán publicados